Ephrata, Washington, impone prohibición con duración de un año a nuevas operaciones de criptominería

La ciudad de Ephrata, Washington, detendrá los nuevos desarrollos de minería de criptomonedas en la ciudad durante los próximos 12 meses, informa el diario The Spokesman Review del este de Washington y norte de Idaho el viernes 19 de octubre.

La suspensión recientemente anunciada solo afectará a las nuevas instalaciones de criptomonedas que quieran establecerse en Ephrata, mientras que los cuatro negocios existentes que ya existen continuarán operando. Según el administrador de la ciudad de Ephrata, Wes Crago, esas cuatro instalaciones de criptomonedas incluyendo dos en el Puerto de Ephrata, una en una zona industrial de la ciudad, así como una en una zona residencial- están siendo reubicadas en este momento.

La decisión para la suspensión fue tomada por una votación del consejo de la ciudad, en la que seis miembros del consejo votaron a favor de las nuevas regulaciones, y solo un comisionado, Matt Moore, votó en contra.

Moore señaló que incluso una prohibición temporal puede suponer una amenaza para el desarrollo económico de la ciudad, ya que coloca a la industria "fuera de la experiencia de la ciudad", y añadió que no quiere "renunciar a ninguna oportunidad económica grande o pequeña".

Kathleen Allstot, miembro del Consejo, aclaró que la nueva prohibición implica tomarse un "descanso" de un año para ver "lo que está pasando" en la esfera, así como para averiguar cómo encaja la minería tanto en Ephrata como en el Distrito de Servicios Públicos del Condado de Grant (PUD).

Las operaciones de criptominería se han vuelto cada vez más populares en las ciudades de la Cuenca del Columbia debido a las fuentes de electricidad económica de la región. Sin embargo, el crecimiento de los desarrollos mineros de criptos en Ephrata ha creado algunos inconvenientes para los residentes, ya que algunos sufren de falta de electricidad debido a la operación de los equipos de enfriamiento que consumen mucha energía por parte de los criptomineros locales.

El reciente movimiento de Ephrata está en línea con las regulaciones relacionadas con la criptominería impuestas por un número de ciudades en el PUD del Condado de Grant, señala el artículo. Además de la suspensión, Grant Cities ha desarrollado nuevas -y mucho más altas- tarifas de electricidad para las criptoempresas, y se prevé que las nuevas tarifas establecidas se aplicarán en abril de 2019.

Según de informa, el estado de Washington es uno de los principales sitios criptomineros del mundo, y tiene una de las mayores granjas mineras, GigaWatt, situada dentro de sus fronteras. Ese estado de Estados Unidos ofrece actualmente la energía más asequible del país, de $9,56 por kWh para los particulares y $8,42 por kWh para las empresas.

A finales de julio de 2018, los comisionados del PUD de Franklin aprobaron una moratoria que proporcionará al personal tiempo adicional para investigar el impacto de la minería en el sistema eléctrico antes de aceptar solicitudes de electricidad de compañías criptomineras en la zona rural de Washington.

A principios de abril, los miembros del consejo del PUD de Chelan ordenaron al personal que aplicara una moratoria a la minería de criptodivisas tras el descubrimiento de actividades mineras no autorizadas, que se consideraban "cargas no autorizadas para las fuerzas del orden como robo de electricidad". En enero, Cointelegraph informó sobre la presión que estaba afectando a la infraestructura eléctrica del condado de Douglas en Washington a causa de los criptomineros.