Ethereum completa la bifurcación dura Glaciar Muir... pero deja un cliente atrás

La red Ethereum acaba de completar su bifurcación dura Glaciar Muir, y la única propuesta de mejora es retrasar la bomba de dificultad para otros 4,000,000 de bloques.

Al cierre de esta edición, la mayoría de los clientes estaban funcionando en sincronía, aunque según ethernodes, uncliente de nethermind, seguía teniendo algunos problemas y había caído más de 150 bloques. 

Live client status after Muir Glacier hard fork

Estado del cliente en vivo después de la bifurcación dura Glaciar Muir. Fuente: ethernodes

La actualización llega justo después de Estambul

La bifurcación dura Glaciar Muir llega menos de un mes después de la anterior actualización de Estambul del 7 de diciembre. De hecho, la última bifurcación dura solo se hizo necesaria después de la mejora de Estambul, debido a que las estimaciones que predecían el momento de la bomba de dificultad de Ethereum para mediados del 2020 eran erróneas.

La bomba de dificultad es un mecanismo para aumentar gradualmente la dificultad de la creación de nuevos bloques y es un paso en los planes de Ethereum para el cambio de algoritmo de consenso de prueba de participación.

Ya viene, listo o no

Antes de la bifurcación, existía cierta preocupación sobre el grado de preparación de la red para la actualización, como ha quedado demostrado por el hecho de que el cliente de nethermind no se sincronizara durante más de dos horas.

Descontando los problemas de sincronización de nethermind, se estima que alrededor del 80% del total de nodos activos en la red están listos para Glaciar Muir.

Como informó Cointelegraph, Binance anunció su apoyo a la actualización hace dos días. Sin embargo, ethernodes no tiene actualmente información sobre el estado de algunos de los otros grandes exchanges, como Coinbase.

Sigue leyendo: