Ethereum prueba un aumento de capacidad del 25% mientras las tarifas de su red alcanzan el nivel de Bitcoin

Los participantes de la red Ethereum intentan aumentar el tamaño del bloque de la red como respuesta directa a la congestión de la red.

Límite de gas en camino a establecerse en 10 millones por bloque

Como varias partes, incluido el cofundador Vitalik Buterin, confirmaron esta semana, actualmente se están realizando pruebas para mejorar el rendimiento de la red y reducir las tarifas de transacción.

"Dada la congestión actual de la red #Ethereum, hemos comenzado a probar elevar el límite de gas de los bloques a 10M de gas", tuiteó el grupo minero Bitfly, el 14 de septiembre.

Este movimiento llega tras aumentos considerables en el uso de la red Ethereum, en gran parte debido a la stablecoin Tether (USDT), que ha cambiado su dependencia de Bitcoin a la cadena de bloques de Ethereum a través de la capa Omni.

Según datos de la investigación del recurso de monitoreo Coin Metrics, a partir del 15 de septiembre, los usuarios de Ethereum pagaron casi tanto en tarifas de transacción diarias como los usuarios de Bitcoin: USD 182,899 frente a USD 185,993, respectivamente.

Desde el 1 de septiembre, la tarifa promedio de transacción de Ethereum ha aumentado de poco más de USD 0.11 a poco menos de USD 0.39, según muestran los datos de Bitinfocharts.

Beneficios de Ether antes de la ruptura de Bitcoin

El gas es el token, que los usuarios de Ethereum pagan por realizar cualquier operación en la red. Un cambio a 10 millones de gas por bloque es considerable y se traduciría en un aumento de capacidad total del 25%.

La noticia de los cambios pareció impulsar el mercado del token nativo de Ethereum, Ether (ETH), que a principios de esta semana obtuvo ganancias sólidas a medida que otras criptomonedas se cotizaban lateralmente.

Una caída repentina en Bitcoin (BTC) posteriormente hizo que los mercados de las altcoin bajaran, sin embargo, el par ETH/USD aún se mantiene con soporte por encima de USD 200, al cierre de esta edición.

Sigue leyendo: