El Regulador Bancario de la UE informa sobre las oportunidades y riesgos institucionales de la implementación de la DLT

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) ha publicado un informe, en el que se analizan las oportunidades y riesgos que surgen para las instituciones financieras al utilizar la tecnología de los libros mayores distribuidos. (DLT).

En el informe publicado el 3 de julio, el regulador bancario analiza el impacto de fintech y DLT en las instituciones financieras, examinando dos casos de uso de DLT en el comercio internacional y la llamada "identidad digital". La EBA define la "identidad digital" como la "información utilizada para representar a una entidad en un sistema de información".

La ABE comienza con una amplia explicación de las formas en que se puede aplicar el DLT en el ámbito del comercio internacional transacciones y racionalizar el proceso de su liquidación en particular. El informe dice que el DLT y los contratos inteligentes ofrecen una serie de oportunidades, las más prometedoras de las cuales son el aumento potencial de la eficiencia, una gestión conservadora de los costes y un menor riesgo de duplicación de la financiación y manipulación de los documentos. Explica:

"DLT permite una visión común y casi en tiempo real de una transacción comercial almacenada en un libro mayor compartido para todos los participantes involucrados, creando un campo de juego nivelado para todas las partes y eliminando su dependencia de los instrumentos de papel intercambiados entre ellas. Una visión compartida podría racionalizar el esfuerzo manual y los procesos de reconciliación, con el consiguiente ahorro de tiempo, dinero y recursos".

El regulador menciona además que actualmente el uso de DLT y contratos inteligentes plantean una serie de riesgos debido a la "inmadurez de estas tecnologías" y a las "incertidumbres legales y regulatorias". El informe señala un posible conflicto de leyes si los nodos DLT se encuentran en diferentes jurisdicciones:

"Por ejemplo, un contrato firmado digitalmente podría no ser ejecutable en todas las jurisdicciones. Es esencial establecer la jurisdicción aplicable, en caso de conflicto, y los mecanismos de disputa, cuando surge una disputa".

Cuando se trata de la "identidad digital" y la debida diligencia del cliente (DDC), la EBA afirma que la DLT podría facilitar el almacenamiento y la actualización continua de los datos de los clientes corporativos en un solo lugar:

"Esto significa que la información adicional requerida por la institución para cumplir con los requisitos de DDC mejorados cuando el cliente es considerado de alto riesgo, ya puede ser guardada en la plataforma por otra institución participante".

La EBA estipula que, a pesar de que la DLT se percibe generalmente como más resistente que los sistemas tradicionales, podría seguir planteando "riesgos de disponibilidad y continuidad de las tecnologías de la información y la comunicación causados por nodos o por el colapso malicioso de toda la red, lo que podría impedir la validación y el intercambio de transacciones".

El mes pasado, el CEO del banco español BBVA dijo que la tecnología de la cadena de bloques "no está madura" y se enfrenta a grandes retos. Al igual que en el informe de la EBA, el director general Carlos Torres expresó su preocupación por posibles problemas de compatibilidad con las autoridades fiscales y los reguladores financieros de diversas jurisdicciones. Torres agregó que, a pesar de sus desafíos, la tecnología merece una exploración exhaustiva.