Facebook revoca prohibición de anuncios de criptomonedas, mantiene prohibición de ICOs

Facebook ha actualizado su política para permitir que las criptomonedas se anuncien una vez más, al tiempo que mantiene su prohibición sobre la promoción de ofertas de monedas iniciales (ICOs), en un anuncio publicado el martes 26 de junio.

El anuncio de hoy dice que la compañía ha estado buscando la mejor manera de "refinar" la prohibición general de la publicidad relacionada con criptomonedas "en los últimos meses", para "permitir algunos anuncios y al mismo tiempo garantizar que estén seguros". 

La "política de productos y servicios prohibidos" revisada por Facebook ahora declara:

"A partir del 26 de junio, permitiremos [...] anuncios que promocionen criptomonedas y contenido relacionado de anunciantes preaprobados. Pero continuaremos prohibiendo los anuncios que promueven las opciones binarias y las ofertas iniciales de monedas".

La política recientemente actualizada requiere que los anunciantes que quieran publicar anuncios de productos y servicios de criptomonedas envíen una aplicación para permitir que Facebook evalúe su elegibilidad. Los solicitantes deben incluir "cualquier licencia que hayan obtenido, ya sea que se negocien en una bolsa pública, y otros antecedentes públicos relevantes en sus negocios".

Dadas estas restricciones, Facebook admite que "no todos los que quieran publicitar podrán hacerlo". La compañía dice que escuchará los comentarios y "si es necesario" revisará su política a lo largo del tiempo. También afirma que continuará "estudiando" la tecnología que sustenta las criptomonedas a medida que continúa desarrollando su política.

Facebook presentó por primera vez su prohibición en enero del 2018, que, según dijo, estaba diseñada para evitar "anuncios que promocionen productos y servicios financieros que se asocian frecuentemente con prácticas promocionales confusas o engañosas".

En ese momento, Facebook enfatizó que su política inicial era "intencionalmente amplia", para permitirle a la empresa tiempo para perfeccionar las medidas para detectar y evitar promotores inescrupulosos.