Rápida y fluida: carrera por el mercado de pagos transfronterizos

La competencia en el negocio de la facilitación de los pagos transfronterizos acaba de volverse más fuerte. Hasta hace poco, el principal desafío de tecnología de las finanzas al sistema de pagos internacionales de SWIFT ha sido Ripple Labs y sus diversos productos diseñados para el sector bancario institucional. La primera semana de septiembre fue testigo del cambio en las noticias, ya que IBM anunció la promoción de su sistema de pago impulsado por DLT, Blockchain World Wire (BWW), de la versión beta a un producto listo para su uso.

Operando en la blockchain de Stellar, la nueva vía financiera proporcionará una infraestructura para la compensación y liquidación de pagos transfronterizos con carácter definitivo “casi en tiempo real,” al mismo tiempo que reducirá los costes de transacción al eliminar a los intermediarios del proceso. La omnipresencia de las soluciones impulsadas por IBM en las finanzas globales -la compañía afirma que está manejando alrededor del 60 por ciento de los sistemas transaccionales del mundo- proporciona a BWW una sólida plataforma de lanzamiento, que de inmediato la impulsa al nivel superior de la industria, que está a punto de crecer a una suma de $2 billones para el año 2020.

La primera vez que se vio a IBM y Stellar desarrollando conjuntamente soluciones financieras transfronterizas en octubre de 2017, cuando revelaron un plan para construir una infraestructura de transacciones para la región del Pacífico Sur junto con KlickEx, una red de pagos con sede en Nueva Zelanda. La noticia de otro despliegue de alto perfil de la blockchain Stellar de IBM llegó en mayo, cuando Big Blue se asoció con Veridium Labs para ayudar a las empresas a rastrear sus emisiones de carbono en un libro de contabilidad distribuida. Por último, en julio, IBM anunció el lanzamiento de Stronghold USD, una moneda estable con paridad del dólar estadounidense en la red Stellar, en asociación con el proveedor de servicios financieros Stronghold. Este último paso iba a ser consecuente para el sistema Blockchain World Wire, que en ese momento todavía estaba en marcha.

Flujo de trabajo de BWW

La mecánica del nuevo sistema de pago es bastante sencilla y se basa en la noción de un activo puente, es decir, un portador de valor en la red que puede cambiarse por cualquier moneda fiduciaria a cada lado de una transacción. Cuando dos instituciones financieras negocian un pago, "acuerdan utilizar una moneda estable, una moneda digital del banco central u otro activo digital como puente entre dos monedas fiduciarias cualquiera". Aunque esta formulación presenta una gama de opciones de activos puente, el momento del lanzamiento de Stronghold USD sugiere que es la moneda estable que está diseñada para servir como vehículo principal de las transacciones de Blockchain World Wire.

IBM también hace hincapié en que la nueva vía financiera está construida para integrarse perfectamente con los sistemas de pago existentes a través de su API, de modo que los bancos no tendrán que implementar cambios radicales de hardware para poder empezar a utilizarlo. Una vez que la moneda fiduciaria del emisor se convierte en un activo digital proxy, el sistema la convierte instantáneamente en el importe correspondiente de la moneda fiduciaria del receptor. A continuación, todos los detalles de la transacción y las instrucciones de liquidación se registran en el libro de contabilidad distribuida.

En un aparente intento de atraer a la más amplia gama posible de clientes institucionales, los profesionales de marketing de IBM especifican cautelosamente en una nota al pie de página que "para aquellos que prefieren evitar el uso de monedas digitales, IBM también proporciona métodos alternativos de liquidación", sin definir, sin embargo, cuáles serían.

La importancia de los tokens nativos

Incluso antes de comenzar a explorar el territorio que normalmente se considera dentro de la jurisdicción de Ripple -servicios transaccionales para grandes bancos corporativos- Stellar estaba condenado a que todos sus logros se midieran en comparación con los de su hermano mayor. Tanto los protocolos Ripple como Stellar están, en gran medida, definidos por la visión de una persona - el actual Director Técnico de Stellar, Jed McCaleb - y como tal, comparten muchas características de diseño. Sin embargo, a diferencia de Ripple, Stellar es completamente de código abierto y no está vinculado a una sola entidad corporativa. Mientras que Ripple ha sido considerado durante mucho tiempo como un proveedor de soluciones para los bancos, Stellar desarrolló una reputación de ser una red de pago para los particulares.

El rápido ascenso de Ripple al rango de tercer criptoactivo más grande por capitalización de mercado a finales del año pasado se ha basado en gran medida en una serie de exitosos lanzamientos de sus servicios a las principales instituciones financieras. Las operaciones más importantes que Ripple ha logrado asegurar incluyen un servicio de cambio de divisas para Santander, así como una aplicación de pago construida para un consorcio de 61 bancos japoneses.

Sin embargo, estas grandes victorias vienen con una importante advertencia: ambas están basadas en una tecnología llamada xCurrent, que no hace uso de XRP, el token nativo de Ripple. Mientras tanto, el producto que depende de XRP, llamado xRapid, ha estado viendo tasas más modestas de adopción. En particular, varios de los principales servicios de transferencia de dinero, incluidos Western Union y MoneyGram, anunciaron a principios de año que comenzarían a probar las transacciones con xRapid. Varios meses después, el director ejecutivo de Western Union, Hikmet Ersek, dijo que la solución no había logrado ninguna reducción significativa en los costos de transacción y que “todavía es muy costosa.” La disparidad en el rendimiento de xCurrent y xRapid ha llevado a algunos críticos a concluir que el token XRP no tiene ningún uso.

Por lo tanto, traer una moneda estable recién acuñada para impulsar las transacciones transfronterizas en la blockchain de Stellar parece un movimiento inteligente de IBM y Stellar. Al hacerlo, mantendrán el espíritu de "XRP para la gente" que se ha desarrollado alrededor del token XLM del Stellar, y demarcarán claramente el límite entre los usos corporativos y comunitarios del libro de contabilidad del Stellar. Por supuesto, también hay consideraciones prácticas más inmediatas en juego. Jesse Lund, el jefe del departamento de la blockchain de IBM, destacó en una entrada del blog:

"La volatilidad y el riesgo inherente significa que la mayoría de las instituciones financieras son cautelosas a la hora de utilizar las criptomonedas como base para las transacciones comerciales convencionales y por qué algunos países han prohibido su uso por completo.... La "estabilidad" de las monedas estables podría traducirse en una mejora de toda la columna vertebral de las operaciones bancarias internacionales, dándoles a los bancos una forma innovadora de actualizar de forma significativa su infraestructura bancaria básica y de cumplimiento, a la vez que contribuiría a mejorar la eficiencia operativa y la transparencia normativa".

Intensificación de la competencia

Queda por ver si la dependencia de las monedas estables le otorgará a Blockchain World Wire una ventaja competitiva considerable sobre las soluciones de Ripple. Lo que ya parece una seria ventaja, sin embargo, es la sólida posición de IBM como un proveedor importante de infraestructura para los sistemas transaccionales tradicionales: El costo de convencer a los clientes existentes para que adopten una nueva tecnología es mucho menor que el de adquirir nuevos clientes.

A juzgar por lo que se sabe sobre Blockchain World Wire en este momento, el diseño y la funcionalidad del sistema se comparan directamente con la vía xRapid de Ripple en la carrera por las buena voluntad de los bancos globales. A pesar de la escasez de información sobre cómo se comparan en términos de rendimiento, es posible identificar algunas características más generales del producto que podrían resultar relevantes a medida que BWWW llega al mercado y la competencia se acelera. Además de la impresionante base para la adopción ya mencionada anteriormente, la solución de IBM parece atractiva por su versatilidad. Mientras que xRapid solo utiliza el token XRP como activo de puente, Blockchain World Wire cuenta con una gama de opciones que podrían abrir el sistema a muchas integraciones y asociaciones fructíferas.

Dicho esto, aún no está claro cuándo las instituciones financieras podrán obtener beneficios prácticos de la adopción del nuevo producto de IBM, ya que ni siquiera ha sido probado en el campo. Por el contrario, xRapid ha estado ahí fuera durante un tiempo, sometiéndose a pruebas con algunos de los actores clave de la industria de transferencia de dinero durante meses.

Además, cabe señalar que el mercado de servicios financieros transnacionales impulsados por blockchain está lejos de ser un acuerdo duopolístico dividido exclusivamente entre Ripple y BWW. A finales de junio, Ant Financial, el brazo financiero de Alibaba, desplegó una solución de remesas en blockchain para facilitar transacciones entre Hong Kong y Filipinas. Mientras tanto, el gigante tecnológico japonés, GMO, está equipando su nuevo servicio de banca en línea con un sistema de transacciones impulsado por blockchain. Dado que es probable que algunas de estas y otras plataformas emergentes alcancen cierto grado de dominio regional, a escala mundial, quedan por delante años de dura competencia.

La presentación pública inaugural de Blockchain World Wire tendrá lugar en Sydney a finales de octubre. Simbólicamente, tiene que ocurrir en Sibos, una cumbre anual de la industria financiera mundial organizada por SWIFT.