Esta semana, una noticia realmente me llamó la atención: Dharma fue criticado por supuestamente intentar capturar la gobernanza de Uniswap.

Dharma es la compañía detrás de una aplicación de exchange y pagos cripto, una especie de prima basada en Ethereum de Cash App de Square. O al menos eso es lo que solía describir antes: si visitas el sitio web ahora, básicamente solo ves menciones de DeFi y algunas imágenes muy alucinantes.

El diseño del sitio web de Dharma es ahora muy… atrevido. E inspirado por Uniswap de alguna manera.

Al igual que Uniswap y Compound, Dharma está respaldado por algunos capitalistas de riesgo tradicionales de Silicon Valley y Coinbase. También es uno de los miembros de "gobernanza comunitaria" más expresivos de ambos protocolos, lo que es impactante, lo sé.

Pero no me refiero a destacar a Dharma aquí. Tienen intereses legítimos en el asunto dada su estrecha integración de productos con DeFi, y en Uniswap están tratando de hacer lo correcto por sus usuarios que se perdieron el airdrop.

Si das un paseo por los paneles de control de gobernanza de Compound o Uniswap, probablemente verás los problemas generales que veo con este tipo de protocolos de "gobernanza comunitaria descentralizada".

La mayoría de las propuestas son enviadas por una pequeña camarilla de partes interesadas, generalmente el equipo o alguna empresa altamente relacionada (otro nombre que aparece a menudo es Gauntlet, que está financiado por Paradigm, Polychain... y obviamente Coinbase). No ayuda que, hacer una propuesta en Compound requiera una implementación técnica completamente formada y 100,000 COMP (por un valor de USD 10 millones aproximadamente).

Claro, puedes discutir cosas en los foros como un pequeño propietario. Pero tengo serias dudas de que esos foros públicos sean donde se produce la verdadera toma de decisiones. Para ser justos, los foros de Compound y Uniswap no podrían ser más diferentes. El primero es un lugar desprovisto de vida o diversión, el segundo está lleno de discusiones y acusaciones.