Fabrican en España la primera moto eléctrica con tecnología blockchain

 

Se llama Gatto G1 y es la primera moto eléctrica con tecnología blockchain. Fue fabricada en Valencia, España, informó este 10 de febrero el medio de comunicación Valencia Plaza.

Se trata de una MaxiScooter deportiva diseñada por los ingenieros españoles José Campillo y José Soriano, ambos graduados de la Universitat Politécnica de València (UPV), que no es solo atractiva, autónoma e inteligente, sino potente: puede acelerar de 0 a 100 km/h en tres segundos.

Los creadores explicaron al portal de noticias que para hacer que Gatto G1 fuese una realidad en cuanto a su diseño, debieron idear y ensamblar por cuenta propia las baterías de 14,4 kWh de energía de la motocicleta que le permiten alcanzar los 300 kilómetros de autonomía en su ciclo de homologación.

Más de este tema: Startup de venta al por menor de coches se lanzará al mercado blockchain con datos históricos de vehículos en vivo

Y aunque al principio lucharon para ocultar de la vista la ingeniería interna, al final decidieron dejar expuestos, y con orgullo, los circuitos y la batería autoportante formada por 70 kilos de litio importado desde Corea del Sur. "Queremos que las miradas al encender la moto se vayan hacia las baterías, guiadas por unos leds de baja intensidad", declaró Campillo a Valencia Plaza.

¿Y cuál es el papel de la tecnología blockchain en este prototipo ya de por sí futurista? El de validar todos los datos de la motocicleta a través de un registro incorruptible, inmutable y confiable. Desde los kilómetros de viaje, las revisiones, las reparaciones y hasta la cantidad de caídas sufridas. Todo eso e incluso más, ya que más adelante se podrán sumar elementos de medición. “Queremos que para la venta de segunda mano no haga falta ver la moto”, dijo Campillo al respecto.

La Gatto G1 cuenta con puerto USB para móvil, pantalla LCD para directrices, arranque desde llavero móvil (sin necesidad de llaves), etc. Además, el sistema de carga va desde el Schuko (sistema de toma de corriente compuesto por base y clavija) hasta la toma tipo 2 rápida que asegura una carga completa en menos de dos horas.

Puede interesarte: Dubai lanzará un sistema basado en Blockchain para rastrear los ciclos de vida de los vehículos

Pero todos los demás elementos que hacen única a esta motocicleta eléctrica de financiación propia -que busca competir con la T-Max de Yamaha y la C–Evolution de BMW-, serán desvelados el próximo 20 de febrero en un evento especial en el Puerto de Valencia, España.

Por ahora, los creadores aseguran que fabricarán 50 unidades por día de la Gatto G1 y las distribuirán a través de representantes locales, bien sea en canales digitales o presenciales.

Blockchain en automóviles

Aunque Gatto G1 es la primera moto eléctrica que utiliza tecnología blockchain, no es el primer medio de transporte en usarla. Porsche, el gran fabricante de automóviles, ya había comenzado a aplicar la tecnología de cadena de bloques en sus unidades, como informó Cointelegraph en febrero de 2018.

No dejes de leer: El propietario de Tesla S usa su auto para minar Bitcoin

Lo hizo en una alianza con la startup alemana XAIN. La estrategia contempló potenciar funcionalidades de los vehículos de la marca como la apertura, cierre, bloqueo o autorización de acceso temporal de puertas desde una app, y el registro inmutable de toda la data de la performance del auto. Todo esto con miras a incrementar la seguridad y el buen desempeño de los automóviles autónomos.

En un comunicado de prensa, el estratega financiero de Porsche, Oliver Döring dijo entonces: "Podemos utilizar Blockchain para transferir datos de forma más rápida y segura, lo que ofrece a nuestros clientes más tranquilidad en el futuro, ya sea que estén cargando, estacionando o necesiten dar a un tercero, como un agente de paquetería, acceso temporal al vehículo. Traducimos la tecnología innovadora en beneficios directos para el cliente".

Y es que bien lo reseñó el diario El País en junio del año pasado: “blockchain puede cambiar drásticamente la forma con la que concebimos la automoción”.

Te puede interesar: La primera "bicicleta electrónica de criptomoneda" del mundo, corredores ganan $26 por 1600 kilómetros

Justo en ese artículo se informó sobre el proyecto español llamado Blockchain Car de la empresa Caelum Labs, con el que se propusieron prototipos de aplicaciones de blockchain a la industria automotor. A esa iniciativa, que cuenta con un presupuesto de EUR 300.000, se sumaron importantes compañías españolas como Vodafone.

Alex Puig, impulsor de Alastria, el consorcio español que busca la protección de la identidad digital a través de la cadena de bloques, y líder de Blockchain Car, dijo a El País que esta tecnología no solo permitirá crear la identidad digital del vehículo, sino también conocer de forma fidedigna el registro de toda actividad del automóvil, incluyendo la velocidad de circulación, cuántas visitas al taller ha realizado o cuántas piezas originales han sido cambiadas.

Con esta data inmutable, “se podría fácilmente cambiar un seguro a terceros por otro a todo riesgo si, por ejemplo, nos vamos de fin de semana a la montaña”, concluyó Puig.