Las acciones en Wall Street terminaron al alza, impulsadas por informes económicos alentadores y fuertes resultados de Tesla y Apple,llevando a sus principales índices S&P 500 y el Nasdaq a nuevos récords por segunda vez en siete días.

Al final de la jornada, el S&P 500 cerró con un alza de +0.33% a 3,392 unidades, mientras que el tecnológico Nasdaq subió un +0.74% a 11,562 puntos.

Por su parte, el promedio industrial Dow Jones terminó con un alza de 190 puntos, para finalizar con 27,930 unidades (+0.69%). 

El Nasdaq alcanzó un nuevo récord, a tan sólo una jornada luego de establecer otro hito similar, gracias a las sólidas ganancias de Apple y Tesla.

Ambas empresas alcanzaron máximos intradiarios este viernes, con la empresa de Elon Musk cotizando por encima de los USD 2,000 por acción, convirtiéndose así en una de las más caras de Wall Street, después de la división de 5 por 1 para los tenedores al final de la jornada.

Apple por su parte alcanzó un nuevo récord histórico antes de su plan de ejecutar una división de acciones de 4 por 1 a fin de mes, llegando a cotizar en promedio los USD 498 por unidad.

Los resultados se producen en medio de un ambiente optimista sobre el desarrollo de más de 160 vacunas contra el COVID-19 en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud. En ese contexto, Pfizer y su socio alemán BioNTech dijeron que su candidata a vacuna estaba en camino de ser revisada por las normativas en octubre, impulsando el precio de las acciones de ambas compañías.

Las empresas dijeron que la vacuna "fue bien tolerada con fiebre leve a moderada en menos del 20% de los participantes".

Con un índice PMI compuesto de EE.UU. fortalecido en agosto en casi cuatro puntos porcentuales con respecto a julio, y un resultado más débil de lo esperado del índice empresarial de la Reserva Federal de Filadelfia el pasado jueves, con solicitudes semanales de desempleo superando los 1,1 millones, los inversionistas asumieron el riesgo en un ambiente positivo impulsando el precio de las acciones.

El sentimiento optimista se vio reflejado en el salto de la actividad comercial dentro del país americano, con el impulso de las ventas de viviendas a niveles históricos desde 1968, logrando sofocar las caídas de las jornadas anteriores en las acciones de las empresas del sector, empujando como consecuencia al dólar hacia un alza relativa en comparación con otras monedas fiduciarias importantes.

Commodities a la baja

Como era de esperarse, los activos de refugio por excelencia como el Oro y el crudo descendieron paulatinamente durante este viernes, en contraposición de las noticias de perspectivas económicas positivas en la principal economía del mundo.

El metal precioso descendió casi nueve unidades, para retroceder un -0.46% hasta los USD 1,9737.31 por onza, llegando inclusive a perder en la mitad de la jornada hasta 40 puntos de su máximo intradiario.

Entre tanto, el crudo americano -WTI- retrocedió un -1.13% para cerrar en 42.27 dólares el barril, mientras que su contraparte europeo, el Brent perdía posiciones similares para finalizar en unos 42.28 dólares el barril, un -1.23%.

La incertidumbre por una reducción en la demanda global debido a la pandemia y la incapacidad de recorte por parte de Irak en la OPEP+, son algunos de los motivos pesimistas en la jornada entre los inversionistas con respecto al crudo en general.

Precio de Bitcoin estancado

Luego de romper el nivel de resistencia de los USD 12,000, el precio de Bitcoin no ha podido mantenerse por encima de este nivel y en un día regresó a la formación de un patrón similar observado el pasado 1ero de junio del 2020, cuando el precio de BTC rompió el nivel de los 10k y no se afianzó por encima de esa marca.

Ahora el precio ha quebrado el patrón triangular generado hacia la baja, y todo parece indicar que el descenso para las próximas jornadas será hasta la zona clave en los límites de los USD 11400, tal cómo habíamos señalado en nuestro post previo sobre la criptomoneda el pasado miércoles.

Por ahora el activo sigue a pesar de su retroceso, estando en niveles óptimos para muchos mineros y tenedores de la criptomoneda, en medio de un escenario bastante sombrío por la pandemia, que ha visto un resurgir gracias al impulso de las finanzas descentralizadas y el uso de BTC como activo colateral en Ethereum, que ha dado un nuevo giro al espacio cripto en los últimos meses.

A mediano plazo, el precio de Bitcoin parece ir encaminado a establecer nuevos récords históricos, tal cómo lo han señalado varios analistas importantes del espacio, en parte al comportamiento similar ocurrido hace cuatro años cuando el activo cruzó la barrera de los 20k.

No sólo es Bitcoin, también otras altcoins retroceden

En un mercado extremadamente dependiente de la criptomoneda líder, es de esperarse que ante el retroceso del precio de Bitcoin, el resto de las altcoins más importantes también disminuyan su ascenso.

En medio de un tablero rojo, dentro de las 10 criptomonedas más importantes resaltan la caída de LINK, ADA y ETH, con un -11.83%, -6.35% y -6.29% respectivamente.

En el caso de LINK, los inversores del proyecto vieron en cascada retroceder el precio desde el máximo USD 19.94 del pasado 16 de agosto a un mínimo de USD 13.37 en la jornada de hoy, un -32.65% en tan sólo una semana.

Por su parte la altcoin más importante del mercado y una de las responsables de la gran adopción en masa de las criptomonedas, Ethereum, ha retrocedido un -12.68% desde su máximo anual de los USD 443.05 el pasado 15 de agosto, pero sin llegar aún a quebrar su soporte fuerte establecido en los niveles de USD 380.76

Por ahora, en medio de una jornada gris, el gran ganador sin duda dentro del ecosistema cripto ha sido el token OMG «OmiseGO», el cual ha logrado despegar hasta un veinte por ciento en la jornada de hoy en su precio, y un acumulado semanal de +251%.

La red OMG ha estado captando la atención de desarrolladores, aprovechando las deficiencias que sigue mostrando Ethereum para escalar con el congestionamiento de su red y las altas tarifas de transacción.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph. Cada inversión y movimiento comercial implica un riesgo. Debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo: