Javier Molina, el analista senior de mercados para eToro, ha compartido con Cointelegraph en Español su Informe semanal de mercados en el que ha hablado sobre diferentes puntos claves a evaluar y  los posibles movimientos en cada uno de los índices de mercado.

A peores datos, más suben las bolsas…

En primer lugar, Molina ha mencionado que la semana se torno interesante en los mercados pues se ha vuelto a poner sobre la mesa, la necesidad de no hacer “market timing” y de entender correctamente el escenario macro. 

Además hizo referencia al último dato de empleo en USA el cual mostró seguir fuerte, con una tasa de desempleo del 3.5%, pero en un entorno donde los salarios aumentan menos de lo esperado, restando presión a la inflación que de ese lado se venía generando. 

En cuanto a los datos de ISM del sector servicios, Molina destaca que está en zona de contracción y señalando que en caso de nuevas alzas de tipos, la situación se podría complicar más. 

“Se ha pasado del sector manufacturero al de servicios, donde los costes siguen altos al tener un mercado laboral fuerte. La FED quiere ver un dato de salarios creciendo no más del 3,5%-4% para lograr una inflación del 2%”, comentó Molina. 

“Los llamados “leading indicators” están mostrando que la recesión está sobre la mesa y que es solo cuestión de tiempo caer en ella. Y esas malas noticias son buenas para las bolsas…por lo que indican sobre el alza de tipos”, agregó. 

En este sentido, señaló que la FED quiere un ritmo de creación de empleo más suave (pero creciente), con un alza de los salarios moderada pero de forma robusta, con una demanda de empleo que no decaiga. “De momento, los datos de empleo del viernes estaban en esta dirección. Otra cosa es que nos cuadren con lo visto en los meses anteriores”, subrayó Molina, quien además recalcó que esta es la rueda que domina ahora la narrativa en las noticias y que tendrá, en la presentación de resultados, la primera de las citas importantes. 

Niveles técnicos clave para la semana

S&P 500 

De acuerdo a Molina el S&P 500 se comportará conforme a la caída de expectativas de inflación (por desaceleración económica) y regreso a la narrativa de poder tener, según descuentan los inversores, descensos de tipos a mediados de 2023, algo que -señala Molina- gustara a la bolsa.

“Desde un punto de vista técnico, el movimiento lateral que está marcando el S&P500 puede llegar a su fin. Los niveles por vigilar quedan, una semana más, por un soporte en los 3800 puntos y una zona de resistencia en los 3,900-3,915 puntos. Perder los 3800 abre el camino hasta los 3,700 primero y los 3,680 después. Superar los 3,915 significa ir a por los 4,000 puntos primero y los 4,080 como siguiente referencia”, mencionó.