Galaxy Digital y Block.One lideran ronda de financiación de $30 millones para Banco Disruptor estadounidense

El banco comercial Galaxy Digital y Block One, enfocado en criptomonedas, ha liderado una ronda de inversiones de $30 millones en la plataforma neobancaria estadounidense Good Money. La noticia fue confirmada por un comunicado de prensa el 10 de diciembre.

Con el objetivo de equilibrar la propiedad del usuario con la donación parcial de ganancias y capital, Good Money proporciona servicios bancarios y un puñado de instrumentos financieros asociados a los titulares de cuentas en Estados Unidos. 

La inversión se realizó principalmente a través de Galaxy y Block.One, un fondo conjunto de Galaxy EOS VC, uno de los varios fondos que forman parte del Block.One. 

"La banca moderna es el principal impulsor de muchos de los problemas a los que nos enfrentamos como sociedad, desde la desigualdad económica, el racismo institucional, la destrucción del medio ambiente hasta la corrupción política", comentó el fundador de Good Money, Gunnar Lovelace, en el comunicado de prensa.

El mercado neobancario está ganando terreno rápidamente sobre los proveedores tradicionales tanto dentro como fuera de los Estados Unidos.

Como informó Cointelegraph, entidades europeas como Revolut han tratado de combinar las ofertas de blockchain y criptomonedas con servicios bancarios, centrándose en las altas comisiones de transferencia de los bancos para atraer a los usuarios fuera de su zona de comodidad.

Good Money sigue un ethos similar, abandonando las tarifas de los cajeros automáticos y ofreciendo a cada usuario equidad en la compañía. Antes de su lanzamiento, sigue sin saberse si la última aportación de fondos crea espacio para el apoyo en criptomonedas.

Mientras tanto, el propio Galaxy ha tenido un año difícil. Se ha puesto de manifiesto que la empresa perdió $136 millones en el tercer trimestre a medida que la caída de los precios de las criptomonedas se hizo sentir. El CEO Michael Novogratz sigue siendo optimista en cuanto a la recuperación de Bitcoin (BTC), al decir a los medios de comunicación tradicionales que la afluencia de inversores institucionales debería producir resultados para el segundo trimestre de 2019.