Halving de Bitcoin ¿Una nueva era para la criptomoneda?

Esta será la segunda ocasión en que la recompensa por bloques minados de la criptomoneda Bitcoin es reducida a la mitad. Luego de haber sucedido en noviembre del 2012 –cuando se pasó de 50 a 25 BTC- ahora los mineros pasarán a recibir 12,5 BTC por cada bloque minado.

Los efectos de este segundo halving pueden llegar mucho mayores a lo ya vivido hace cuatro años. En aquella ocasión la adopción de Bitcoin, la minería, el volumen de intercambio y el tamaño de la comunidad era muy pequeña en comparación a la actual.

El precio en el 2012 no sufrió alteración significativa sino hasta unas semanas después, donde empezó una importante escalada que llevó a Bitcoin a romper la barrera de los 100 $. Pero en esta ocasión una reacción podría ser más rápida y brusca, debido a la gran cantidad de inversiones que existen alrededor de la criptomoneda.

La barrera de los 1.000 $

Pudiese parecer ambicioso para algunos bitcoiners pensar que el precio del Bitcoin debe superar esta barrera en las próximas semanas, pero para nada lo es. El actual ecosistema de Bitcoin es realmente gigante y no solo lo reflejan los más de 10 billones de dólares de capitalización de su mercado, sino también la gran cantidad de dinero que se ha invertido en startups que trabajan en torno a la criptomoneda, así como en equipos de minería de bitcoins.

Bitcoin ya ha coqueteado con superar la barrera de los 800 $ en los últimos meses, dando muestras que el próximo objetivo es justamente ese número de cuatro cifras que llegó a tocar en el 2013 y que se ha mantenido esquivo desde entonces.

El recorte de las recompensas impactará directamente a los mineros, quienes han estado preparándose con el desarrollo de equipos más potentes y eficientes para amortiguar el golpe inmediato en sus ingresos que supone el halving. Este sector una vez más será crucial en el comportamiento del precio en el mercado una vez que se ejecute este evento en el protocolo.

Las predicciones más pesimistas a que muchos mineros podrían apagar sus equipos debido a las pérdidas que este evento supone. En mi opinión, considero que esta es una medida muy arriesgada y pesimista, puesto que con la creciente demanda de bitcoins gracias a la adopción global e inversión, los mineros bien pueden empezar a exigir mayor cantidad de dinero por cada Bitcoin con la confianza de que los compradores comprendan el cambio en la tasa de emisión de criptomonedas.

Es por ello que la barrera de los 1.000 $ luce no solo atractiva, sino también alcanzable. Bitcoin suma nuevos usuarios a cada día y quienes tenemos cierto tiempo en este ecosistema hemos venido comprendiendo cada vez más el desenvolvimiento de la criptomoneda en muchos de sus ámbitos. Algo que también nos motivará a comprender la subida del precio como algo lógico y esperado.

La ley de oferta y demanda

Con el having una vez ejecutado, cada satoshi conseguido tendrá un valor mayor en las carteras de los usuarios ¡pues serán más difíciles de conseguir! Este efecto psicológico se manifestará rápidamente en la comunidad, quien quizás luego de unos minutos, horas o días de shock; progresivamente aceptará los repentinos cambios de precios en el mercado de Bitcoin y, por qué no, en otras criptomonedas.

La duda en este caso no es si subirá el precio del Bitcoin o no, sino cuándo empezará a hacerlo y cuánto tardará en duplicar su valor con respecto al momento del halving. Esto debido a que como el recorte de recompensas es del 50%, al menos un aumento del precio al doble equilibrará la relación costo/beneficio de los mineros.

El comercio pudiese llegar a estancarse un poco, cierto, pero considero que no pasará mucho tiempo atrapado en una especia de “austeridad”. Bitcoin es un ecosistema económico muy dinámico que cuenta con dos grandes aspectos que promueven el movimiento constante: la minería y la entrada de nuevos usuarios debido a la adopción de la criptomoneda.

Una nueva era para la criptomoneda

Los avances técnicos que está experimentando Bitcoin nos dan muestra de la importancia que ha tomado esta idea de Satoshi Nakamoto. El desarrollo y la futura implementación de nuevas herramientas como CSV, SegWit, Compact Blocks, Lightning Network y demás; reflejan claramente la confianza que sus usuarios poseen en la criptomoneda y los esfuerzos que se están llevando a cabo para potenciarla.

Por otra parte, el ecosistema comercial de Bitcoin es realmente grande en la actualidad. Casas de cambio, servicios de pago y carteras de bitcoins; crecen a un ritmo llamativo que muchas veces nos sorprende. El sector comercial de Bitcoin no solo invierte y apuesta por el crecimiento de este ecosistema, sino que también exige y apoya nuevas mejoras al protocolo que potencien la red en búsqueda de un mejor desempeño.

Los avances tecnológicos y el crecimiento comercial, son apenas dos factores que introducen confianza a toda la comunidad de usuarios de Bitcoin. Al estar hoy en la víspera del halving y ver dónde estamos parados en comparación al 2012 y cuánto se avanzó en estos cuatro años, podemos ver claramente que estamos entrando en una nueva era de Bitcoin.

Si bien los debates políticos, los focos de centralización existentes y las recientes regulaciones estatales pudiesen representar amenazas serias para el desarrollo de Bitcoin en estos próximos cuatro años. Hay más razones por las cuales apostar a que la criptomoneda no solo saldrá airosa de cualquier obstáculo tal como ya lo ha hecho en el pasado, sino que ahora más que nunca cuenta con mayores posibilidades de establecerse como una seria alternativa a la economía global.

Bitcoin es su comunidad de usuarios

Muchos altibajos llegó a enfrentar Bitcoin en los pasados cuatro años, y aunque no es mi intención enumerarlos en este escrito, bien podemos resumir con que fueron varios y fueron realmente difíciles. No obstante la comunidad de la criptomoneda siempre confió en Bitcoin, en sus ventajas, en si filosofía y en su objetivo. Y esto es lo que mantuvo vivo a Bitcoin frente a fuertes golpes mediáticos, financieros, políticos y hasta internos.

Pero pasados esos cuatro años, vemos cómo se ha fortalecido y erigido la criptomoneda hasta el punto de llegar convencer a los detractores más férreos en sus orígenes. Esto es gracias a la perseverancia de su comunidad de usuarios y nada más. De seguir creyendo en la moneda, seguir difundiendo información objetiva, seguir defendiéndose ante ataques mal fundamentados y seguir trabajando para ofrecer mejoras en lo técnico, lo comercial y lo publicitario.

La llegada de este segundo halving marcará un antes y un después en la historia de Bitcoin, y aunque no sabemos si será una era más positiva y fácil de llevar en comparación a los pasados cuatro años, me atrevo a predecir que esta nueva etapa será de consolidación para Bitcoin en los mercados globales.

  • Síguenos en: