A la estela de la prohibición del Bitcoin en China, Japón, Singapur, EE.UU.

Algunas de las principales economías del mundo están echando un nuevo vistazo a cómo el mercado de la criptomoneda debe ser regulado en sus respectivas regiones.

En lugar de prohibir directamente a las ICOs, como lo hizo China, las autoridades monetarias y reguladoras de estos países buscan cómo controlar, pero no ahogar completamente, el crecimiento de las monedas digitales.

El dolor de cabeza para muchas agencias sin embargo es descubrir cuál sería la manera correcta de hacer esto. Debido a la naturaleza alternativa de las criptomonedas, muchos reguladores luchan por clasificarlas bajo las mismas políticas que los activos de inversión tradicionales.

Japón está programado para introducir una supervisión más rigurosa en las casas de cambio de criptomonedas en octubre de este año, pero los reguladores todavía están encontrando maneras de hacerlo eficientemente sin matar el crecimiento de la industria.

Financial Services Agency

La Agencia de Servicios Financieros (FSA) de Japón está estudiando cómo manejar las ICOs para reducir el lavado de dinero y el fraude. Esto incluye establecer reglas de contabilidad específicas sobre cómo tratar transacciones de criptomonedas.

Monetary Authority of Singapore

Mientras tanto, MAS, la Autoridad Monetaria de Singapur, dijo en un memorando en agosto que tiene la intención de regular la venta de criptomonedas si se relaciona con productos bajo su regulación de valores. Su principal preocupación es el potencial de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo a través del proceso de las ICOs.

El memorándum dice:

“Los ICOs son vulnerables a los riesgos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo (ML/TF) debido al carácter anónimo de las transacciones y la facilidad con la que se pueden obtener grandes sumas de dinero en un corto período de tiempo.”

De la misma manera en que la página web de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) insta a los compradores de tokens digitales a estar atentos y proporcionarles formas de identificar los planes de inversión que podrían ser utilizados con fines nefastos.

La mayoría de los reguladores se dan cuenta de que no hay ningún beneficio real para prohibir completamente a las criptomonedas debido a las ventajas económicas que posee, también se han dado cuenta de que prohibirlas es prácticamente imposible, tendrían que cerrar el Internet. En cambio, lo que buscan hacer es centrarse en un área donde puedan ejercer algún tipo de control. Y esta zona parece ser donde las monedas digitales cumplen con monedas fiat, es decir, casas de cambio de criptomonedas.


Síganos en Facebook