IOTA lanza el concurso Hackathon Smart City patrocinado por el Grupo Renault

La Fundación IOTA ha anunciado el Smart City Hackathon patrocinado por el fabricante de automóviles francés Groupe Renault, según informa Cointelegraph auf Deutsch el 25 de febrero.

En el hackathon, los participantes competirán utilizando nuevas tecnologías para resolver problemas interurbanos presentados por socios corporativos. Los concursantes utilizarán la tecnología del libro mayor distribuido (DLT) para desarrollar un transporte más eficiente, redes de energía y edificios.

No dejes de leer: Impulsan actividades sobre IOTA y DLT en el sur argentino, a través de Tangle Patagonia

El concurso se basa en el sistema Tangle de IOTA, en el que los participantes desarrollarán Internet de las cosas (IoT), máquina a máquina (M2M), y conceptos basados en datos para el entorno de la ciudad inteligente.

Diseñado específicamente para la industria de la IOT, el sistema Tangle de la IOTA representa un modelo organizativo que utiliza el Gráfico Acíclico Dirigido (DAG) en lugar de utilizar bloques o minería que constituyen la base de la tecnología de la cadena de bloques.

Según el anuncio, el concurso está organizado por Hackster.io, un centro comunitario de hardware gestionado por uno de los mayores distribuidores de componentes electrónicos del mundo, Avnet, Inc. El concurso continuará hasta el 6 de abril, y se espera que los ganadores sean anunciados el 13 de abril.

Te puede interesar: Empresa holandesa de tecnología desarrolla PoC de una red eléctrica autónoma inteligente usando IOTA

Anteriormente, la corporación mundial de seguros china Ping An Insurance Group y el gobierno municipal de Sanya firmaron un acuerdo de cooperación estratégica para la construcción de ciudades inteligentes. Basado en la tecnología de la cadena de bloques, la inteligencia artificial (AI), los grandes datos y la computación en nube, el concepto de ciudad inteligente tiene por objeto abordar el desarrollo urbano estratégico en China.

A principios de febrero, la ciudad autónoma noruega de Liberstad adoptó una criptomoneda nativa de su plataforma smart city, alimentada por una cadena de bloques, como su medio oficial de intercambio. La ciudad privada, anarco-capitalista fue fundada en 2015 como parte del proyecto Libertania, que evita impuestos y regulaciones gubernamentales.

Sigue leyendo: Fundación IOTA se asocia con la incubadora NOVA para financiar 'start-ups' utilizando blockchain