IRS forma un nuevo equipo para rastrear a los evasores de impuestos relacionados con criptomonedas

El Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos (IRS) ha reunido un equipo de 10 investigadores para la búsqueda de crímenes internacionales, así como para encontrar evasores de impuestos que usan criptomonedas, informó Bloomberg el jueves 8 de febrero.

El jefe de la División de Investigación Criminal del IRS, Don Fort, dijo que el equipo trabajará con las agencias criminales internacionales para investigar también las criptobolsas sin licencia:

"Es posible usar Bitcoin y otras criptomonedas de la misma manera que las cuentas bancarias extranjeras para facilitar la evasión de impuestos."

Según Fort, el enfoque del grupo por ahora es cómo los usuarios de criptomonedas cambian su moneda fiduciaria a criptomonedas.

"Sabemos que quieres sacar tu dinero en algún momento."

En marzo del 2014, el IRS comenzó a emitir guías para la tributación de la criptomoneda, que trataron como una propiedad que tenía ganancias de capital o pérdidas de capital a efectos tributarios. Sin embargo, sólo 802 personas cumplieron al presentar sus propias ganancias o pérdidas de criptomonedas por sus impuestos en el 2015.

El IRS ha enfrentado obstáculos este año al tratar de obtener acceso mediante una orden judicial a la información de usuarios en la criptobolsa Coinbase. Su solicitud original de registros de más de 500 000 usuarios fue denegada por los tribunales y se redujo a solo 14 000 usuarios que supuestamente tenían una alta actividad comercial de más de $20 000.

Coinbase vio su victoria parcial como un precedente para las relaciones entre los organismos gubernamentales que imponen los impuestos y las bolsas de criptomonedas que tienen el compromiso de proteger la privacidad de los usuarios.

Un blog de expertos de Cointelegraph publicado en diciembre del 2017 planteó la posibilidad de una amnistía fiscal para aquellos que no informaron ganancias de ingresos en divisas digitales, similar a un programa del IRS para presentar ingresos de cuentas extraterritoriales no divulgadas.