¿Puerto Rico es un paraíso fiscal para la criptomoneda? -Opinión del Experto

En nuestra Opinión del Experto, los líderes de opinión dentro y fuera del ámbito de las criptomonedas expresan sus opiniones, comparten sus experiencias y dar asesoramiento profesional. Opinión del Experto cubre todo, desde tecnología Blockchain y fondos para ICO hasta tributación, regulación y adopción de las criptomonedas por diferentes sectores de la economía.

Si quisieres contribuir con una Opinión del Experto, por favor, envía tus ideas y CV al correo electrónico a a.mcqueen@cointelegraph.com.

2017 fue un año difícil para Puerto Rico. Primero vino la destrucción y la devastación de los huracanes Irma y María. Luego vinieron los esfuerzos desorganizados de auxilio y las acusaciones de un lado al otro, como si Puerto Rico o los Estados Unidos eran los culpables. Incluso hoy en día, solo el 60 por ciento de Puerto Rico tiene acceso a electricidad confiable. Y en la Reforma Tributaria que acaba de pasar, el Congreso impuso nuevos aranceles a las compañías estadounidenses que tienen filiales puertorriqueñas.

Aún así, algunos ven en Puerto Rico un incipiente cripto paraíso fiscal. Algunos asesores fiscales les están diciendo a sus clientes que recojan sus cosas y se muden a Puerto Rico. Como dice la teoría, tras el establecimiento de la residencia pueden vender las criptomonedas que tienen 100 por ciento libre de impuestos. ¡Suena genial! ¿En dónde uno se anota?

De ser cierto, eso podría ser una ventaja para la economía puertorriqueña, por no mencionar a las personas sentadas en las montañas de apreciados activos en criptomonedas. Pero, ¿este régimen fiscal de Puerto Rico realmente funciona? Como todo en el mundo de los impuestos a las criptomonedas, conviene tener gran precaución.

El IRS está movilizándose para desarrollar una estrategia para identificar, evaluar y cobrar los miles de millones de dólares en impuestos por las criptomonedas que algunos creen que no van a declarar. La idea de que las autoridades fiscales de Estados Unidos y Puerto Rico permitirán que millones (si no mil millones) en ventas de criptomonedas eludan enteramente la imposición fiscal es bastante optimista, por decir lo menos.

¿Los Estados Unidos gravarán las ventas en criptomonedas después del traslado a Puerto Rico?

Hablando en términos generales, el IRS no requiere que un contribuyente estadounidense incluya ingresos procedentes de “fuentes dentro de Puerto Rico" si han residido en Puerto Rico durante todo un año gravable. Esa parte se ve bien.

Sin embargo, hay toda una serie de normas que rigen la residencia "bona fide" y que puede aplicar, así como los requisitos en materia de presentación de información al IRS. De manera que realmente habría que mudarse a Puerto Rico, no sólo revisar algunas de las propuestas. Además, puede que las ventas todavía tengan que reportarse al IRS, aun cuando no estén sujetas a impuestos norteamericanos.

Por supuesto, la preocupación más importante es que el IRS tratará de gravar las ventas de criptomonedas desde Puerto Rico, aun cuando uno fije legítimamente su residencia allí. ¿Cómo se podría hacer esto? Posiblemente bajo los complejos reglamentos que rigen la "propiedad de los antiguos residentes de los Estados Unidos." El IRS podría argumentar que gran parte de la ganancia de una venta de criptomonedas en Puerto Rico debe ser gravada en USA. Por ejemplo, alguien que compró Bitcoin en 2015 y se mudó a Puerto Rico en 2018. El IRS podría argumentar que casi la totalidad de la valoración se produjo antes de la mudanza a Puerto Rico y que, por consiguiente, el IRS tiene el derecho de gravar a casi la totalidad de las ganancias de la venta. Posiblemente haya que esperar diez años antes de vender, para evitar cualquier tipo de impuesto norteamericano.

¿Podría ganar El IRS si este asunto llegara a los tribunales? Algunos asesores fiscales aparentemente piensan que no. Pero con los grandes impuestos en dólares en el juego, la precaución, definitivamente, es lo mejor. El IRS intensifica sus esfuerzos para gravar las criptomonedas, y podrían no favorecer a la mayoría de los contribuyentes. La idea de que alguien pueda pasar a Puerto Rico con las preciadas criptomonedas, que potencialmente valen miles de millones de dólares y las vendan totalmente libres de impuestos suena bien, pero quizás sea demasiado bueno para ser cierto.  

¿Qué pasa con Puerto Rico?

El otro lado de la ecuación es Puerto Rico. Supongamos que, en un mundo perfecto, el IRS admitiera que la venta de criptomonedas en Puerto Rico (después de mudarse) no estaba sujeta a ningún tipo de impuesto norteamericano.

¿Puerto Rico intentaría gravar esas ventas? Nuevamente, algunos asesores dicen que no, y señalan los incentivos fiscales que Puerto Rico ha incorporado para las ganancias de capital de los nuevos residentes. Pero también aquí, la precaución definitivamente es lo apropiado. Consultar primero con expertos fiscales de Puerto Rico parece ser prudente, para evitar un costoso contratiempo.  

Por ejemplo, las exenciones de Puerto Rico podrían aplicar únicamente a las ganancias que se obtuvieron después de que el individuo se convierta en un residente de buena fe de Puerto Rico. Además, con el presupuesto del estado severamente atado, y la economía local agitándose, se podría esperar lo inesperado. Incluso si la evasión fiscal de Puerto Rico funciona por ahora (lo que es cuestionable), vale la pena considerar cuidadosamente si persistirá.

Imagina que miles de millones de dólares de ventas en criptomonedas se estén realizando en Puerto Rico, y ningún gobierno esté recaudando ningún impuesto por ellas. ¿Realmente deberías esperar que el IRS y las autoridades fiscales puertorriqueñas se crucen de brazos y observen, en lugar de intentar tomar un pedazo para sí mismos?  

De ser así, tengo una isla paradisíaca para vender.

Las opiniones aquí expresadas son propias del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com

 

Dashiell Shapiro es un Socio Fiscal en Wood LLP, en San Francisco, California, y un ex procurador fiscal del DOJ.  Su firma se centra en la polémica de impuestos y defensa de la auditoría, e incluye labor de planificación fiscal de impuestos internacionales y productos financieros/criptomonedas.


Síganos en Facebook