Las autoridades italianas confiscan el Bitcoin de las billeteras de BitGrail tras una orden de la Corte

BitGrail, el intercambio italiano de criptomonedas, ha anunciado que los bitcoins (BTC) almacenados en las billeteras de la empresa han sido incautados por autoridades italianas, según un anuncio oficial publicado el 15 de junio.

La declaración dice que las autoridades retiraron los fondos de las billeteras del intercambio siguiendo una orden judicial del Tribunal de Florencia el 5 de junio, pero no mencionó el valor actual de los activos decomisados:

“El 5 de junio de 2018, en cumplimento de las órdenes del Tribunal de Florencia, los bitcoins contenidos en las billeteras de la empresa fueron incautados y puestos bajo el control de las autoridades judiciales, a la espera de más decisiones de la Corte en el procedimiento previo a la quiebra.”

La incautación de los BTC de BitGrail sigue una petición presentada a la corte por víctimas del hackeo a BitGrail, afirmando que el intercambio está en quiebra, en virtud del artículo 6 de la ley italiana sobre quiebra. La petición fue presentada en nombre de un acreedor de BitGrail, Espen Enger, al que supuestamente han contactado más de 3.000 demandantes hasta el momento.

En febrero, BitGrail sufrió un ataque cibernético que ocasionó la pérdida de 17 millones de Nano (XRB, anteriormente Raiblocks) que valía $187 millones en el momento. Después de que el comercio fuera interrumpido, el CEO Francesco Firano argumentó que sería imposible reembolsar el monto robado.

El jackeo ocasionó una serie de discusiones entre BitGrail y la Fundación Nano y no estaba claro si los hackers aprovecharon una debilidad en la seguridad BitGrail o una vulnerabilidad en la blockchain de Nano.

En abril, la Fundación Nano anunció que apoyaría un fondo legal para proporcionar igualdad de acceso a la representación legal a todas las víctimas del hackeo, para defender sus intereses legítimos relacionados con la insolvencia de BitGrail.

El 3 de mayo, BitGrail volvió a abrir, pero tres horas más tarde cerró las operaciones ante la orden de la Corte de Florencia. El tribunal ordenó el cierre inmediato del intercambio, de conformidad con la solicitud formulada por el bufete Bonelli, en nombre de un cliente. El intercambio declaró: "Aunque no estamos de acuerdo con esta decisión, estamos obligados a respetar la ley y a suspender todo negocio de BitGrail inmediatamente.”