Japón: gigantes tecnológicos Hitachi, KDDI prueban sistema blockchain de verificación biométrica para minoristas

El conglomerado tecnológico con sede en Tokio, Hitachi, y el gigante de las telecomunicaciones KDDI están probando un sistema de liquidación de cupones minoristas que combina blockchain con biometría, informa Cointelegraph Japan, hoy 26 de julio.

Esta semana, el personal de las dos firmas está participando en una demostración experimental en una tienda KDDI en el distrito Shinjuku de Tokio, así como en una tienda local de donas.

La versión de prueba integra la plataforma Hyperledger Fabric de Hitachi con tecnología de verificación biométrica y el sistema de cupones minoristas existente de KDDI. Los usuarios primero registrarán sus datos biométricos y créditos de cupones en una tienda KDDI, y luego procederán a liquidar sus transacciones de cupones en la tienda local de donas, utilizando solo sus huellas dactilares para validar la compra.

Como explica Hitachi en el comunicado de prensa de esta semana, a diferencia de la infraestructura de identificación biométrica tradicional, la solución de prueba encripta los datos biométricos, que a partir de entonces funcionan como parte de un sistema de autenticación de clave pública.

Los datos biométricos de los usuarios, los créditos de cupones y los historiales de transacciones están encriptados y registrados en blockchain. Los minoristas seleccionados pueden participar como nodos en la red, escaneando las huellas dactilares de los consumidores para liquidar la solicitud de transacción.

Hitachi dice que aspira a usar el sistema a prueba de manipulaciones para actualizar de forma segura los saldos de cupones de los consumidores en las tiendas dentro de la red al mismo tiempo.

La noción de integrar blockchain con biometría para crear sistemas de verificación de ID inmutables y seguros ha estado circulando por un tiempo, y muchos abogan por sus posibles beneficios. El experto en sistemas de seguridad y veterano de la criptoindustria, Andreas M. Antonopoulos, sin embargo, expresó su escepticismo ya en el 2016, considerando que:

"Al integrarse en una blockchain, la irrevocabilidad de la biometría se agrega a la inmutabilidad de una blockchain que hace que lidiar con datos biométricos comprometidos sea aún más difícil. [Además], aunque el registro biométrico puede no reducir el anonimato directamente, puede usarse para mejorar el análisis estadístico de actividad, por lo que la filtración de un único identificador puede destruir toda la privacidad".