La FSA japonesa inspecciona la recientemente hackeada criptobolsa Coincheck

El Ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, confirmó que las autoridades inspeccionaron la criptobolsa recientemente hackeada Coincheck en un afán de conformidad el viernes 2 de febrero, para "garantizar la protección de los usuarios".

La Agencia de Servicios Financieros (FSA) del país llevó a cabo la movida antes de la fecha límite —establecida para finales de este mes— para que Coincheck envíe una cuenta del hackeo de $530 millones que tuvo lugar el pasado viernes 26 de enero.

Parte de un paquete de medidas correctivas que los reguladores exigen para la criptobolsa, el informe de corte debería clarificar las fallas de seguridad que supuestamente permitieron a los piratas informáticos robar medio billón en NEM de las cuentas en cuestión de horas.

Según la revista local The Japan Times, la FSA dijo hoy que había ordenado que todas las criptobolsas en el país presenten un informe sobre sus sistemas de gestión de riesgos.

Mientras tanto, Coincheck y NEM continúan batallando con el propio hackeo en sí —Cointelegraph informó el 27 de enero que Coincheck prometió reembolsar todos los fondos robados. El 30 de enero, el equipo de NEM informó que algunas de las monedas robadas se están moviendo a diferentes direcciones.


Síganos en Facebook