El regulador financiero de Japón se expande para manejar la afluencia de la demanda de licencias de bolsas cripto

La Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA) planea reforzar su fuerza laboral con 12 personas para manejar mejor la creciente afluencia de solicitudes de licencias de bolsas de criptomonedas, reportó Reuters Japan el 12 de septiembre.

En una reunión del grupo de estudio de bolsa cripto el miércoles, el vicecomisario de coordinación de políticas de la FSA, Kiyotaka Sasaki, dijo que la agencia actualmente está llevando a cabo su supervisión de las bolsas de cripto con un equipo de alrededor de 30 personas, cuyo trabajo incluye la revisión de las solicitudes de licencia.

Sin embargo, Sasaki enfatizó que con más de 160 firmas actualmente en espera de revisión, la cantidad de personal dedicado es insuficiente, diciendo que la agencia necesitaría añadir 12 personas más en 2019 para manejar su "problema más grande": el creciente número de solicitudes de licencias.

Según un documento publicado después de la reunión, la FSA ha estado revisando hasta la fecha dieciséis casos, doce de los cuales retiraron su solicitud a petición de la FSA y uno de ellos ha sido rechazado. Tres, incluyendo Coincheck (que notoriamente sufrió el mayor jaqueo en la historia de la industria del cripto en enero) esperan una decisión final.

El documento afirma además que la agencia planea refinar sus mecanismos de elaboración de perfiles de riesgo como parte de su "monitoreo continuo y profundo" del espacio de bolsa, y trabajar cada vez más estrechamente con los ministerios y agencias relacionados con las empresas no registradas, tanto nacionales como extranjeras.

El documento destaca las preocupaciones sobre la insuficiencia de las medidas de prevención contra el lavado de dinero (ALD) y la financiación del terrorismo entre las bolsas, y señala otras preocupaciones sobre los modelos de negocio, la gestión y el cumplimiento de riesgos, las auditorías internas y el gobierno corporativo.

Como se informó anteriormente, la FSA publicó los resultados de sus inspecciones in situ de las bolsas cripto el mes pasado, descubriendo que los activos digitales totales de las centrales nacionales han aumentado a 792 800 millones de yenes ($7100 millones), lo que supone un aumento de más de seis veces en el plazo de un año.

Mientras tanto, como se reitera en el documento de hoy, la mayoría del personal del sistema de bolsas está formado por menos de 20 personas, lo que significa que, en promedio, se encontró que un empleado gestionaba activos digitales por valor de 3.300 millones de yenes ($29,6 millones).