Jim Dolbear: las monedas útiles "tienen que ser cuánticamente seguras, eso es todo"

El presidente de Elixxir, Jim Dolbear, piensa que el escenario de una computación cuántica hecha realidad es malo.

Hablando en nombre del fundador de Elixxir, David Chaum, en BlockShow Asia 2019, Dolbear sugirió que es muy probable que quien perfeccione la computación cuántica la usará en secreto. Se refirió a los esfuerzos de descifrado de códigos de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial:

"En la historia de la Segunda Guerra Mundial, si descifraste el código de la gente, no se lo dices. Esto es lo que sucedió entre Estados Unidos y Alemania. Estados Unidos conocía un montón de códigos y comunicaciones secretas de Alemania, pero no lo revelaron, porque si lo revelaban, Alemania hubiera cambiado todo".

Cuando Google anunció la "supremacía cuántica" el mes pasado, las personas en la criptoindustria cuestionaron en gran medida qué tan lejos estaba de ser útil. Ciertamente, sería un gran problema si las computadoras cuánticas "reales" pudieran hacer ingeniería inversa de claves privadas secretas a partir de claves públicas conocidas, como algunos temen. Pero según algunos expertos en la industria, ese día está lejos aún — la conclusión parece ser que no tenemos que preocuparnos por eso.

Elixxir es la cadena de bloques que admite Praxxis, la moneda digital privada y resistente a la computación cuántica. Tal como lo informó Cointelegraph anteriormente, Dolbear anunció la nueva red xx que serviría como una integración significativa entre Elixxir y Praxxis.

Al comentar específicamente sobre la computadora cuántica de Google, Dolbear dijo: "Si tienen computación cuántica, entonces China tiene y Estados Unidos también". China está gastando USD 10 mil millones para construir un Laboratorio Nacional de Ciencias de la Información Cuántica en Hefei, que se espera que abra en el 2020. Mientras tanto, el financiamiento de Estados Unidos en esfuerzos cuánticos es de aproximadamente USD 200 millones por año, según un informe del gobierno de julio del 2016.

Una moneda útil "tiene que ser cuánticamente segura, eso es todo", concluyó Dolbear.

Sigue leyendo: