J.P. Morgan Chase Demandado por Cobrar a Compradores de Cripto con Comisiones Sorpresa

J.P. Morgan Chase & Co, uno de los principales proveedores mundiales de servicios financieros y una de las instituciones bancarias más grandes de los EE.UU., fue demandado por cobrar tarifas no declaradas a los clientes que usaban sus tarjetas de crédito para comprar criptomoneda, tratando las compras como adelantos en efectivo, informó Reuters el 11 de abril.

La demanda fue presentada el martes en una corte federal en Manhattan en nombre de una clase propuesta a nivel nacional, acusando al banco de cobrar cargos adicionales, tasas de interés por encima de los "adelantos en efectivo", y negándose a reembolsar los cargos a los clientes que se quejaron.

Brady Tucker, el demandante, afirma que el banco le cobró $143.30 en honorarios y $20.61 en intereses por transacciones en criptomoneda que hizo en enero y febrero. Tucker intentó disputar los cargos a través de la línea de servicio al cliente de Chase, pero el banco se negó.

La demanda alega que J.P. Morgan Chase & Co. violó la Ley de Veracidad en los Préstamos de EE.UU., que exige la divulgación de los cambios de política a los clientes por escrito. La demanda pide "recobrar los daños financieros reales de la Clase y de Tucker, más los daños estatutarios por un monto total de $1 millón, más sus costos de esta acción y los honorarios razonables de los abogados y los gastos incurridos en la misma", según la demanda presentada ante el tribunal.

El 3 de febrero, Chase se unió a una ola de bancos que prohibían a los clientes comprar en criptomoneda con tarjetas de crédito. El banco declaró más tarde que las instituciones financieras pueden "enfrentar el riesgo de que el procesamiento de pagos y otros servicios puedan ser interrumpidos por tecnologías, tales como criptomonedas".

Un representante de J.P. Morgan Chase & Co. se negó a comentar sobre el reclamo legal, afirmando que los clientes pueden continuar usando sus tarjetas de débito Chase para comprar criptomoneda.