Juez falla a favor de un banco canadiense en disputa con criptobolsa

Una suma disputada de $19,6 millones entre la mayor criptobolsa de Canadá, QuadrigaCX, y el Canadian Imperial Bank of Commerce (CIBC) ha sido entregada a la custodia del Tribunal Superior de Ontario, según un documento judicial presentado el 9 de noviembre.

El 8 de octubre, el periódico canadiense Globe and Mail informó que QuadrigaCX, con sede en Vancouver, había estado experimentando dificultades para acceder a $16,3 millones de sus fondos desde enero, cuando CIBC congeló cinco cuentas pertenecientes al procesador de pagos de la bolsa, Costodian Inc. y a su propietario, José Reyes. El banco supuestamente congeló las cuentas debido a la incapacidad de identificar a los propietarios de los fondos.

Posteriormente, el CIBC solicitó al tribunal que retuviera los fondos en disputa y decidiera si pertenecían a QuadrigaCX, Costodian o a los 388 usuarios que habían depositado los fondos. En respuesta, QuadrigaCX dijo al tribunal que el banco congeló los fondos por error y afirmó ser el propietario indiscutible de la mayor parte de los fondos.

En el reciente expediente judicial, el juez Glenn Hainey del Tribunal Superior de Ontario falló a favor del banco, acordando que el propietario de los fondos no está claramente establecido. Según el fallo, CIBC ahora tiene que pasar los fondos al contador de la Corte Superior, para que la corte pueda identificar al dueño del dinero.

En cuanto a la legitimidad de las acciones de la CIBC en el congelamiento de las cuentas, el Juez Hainey concluyó que él "no está en posición de hacer ninguna determinación en cuanto a la posible responsabilidad de la CIBC por hacerlo", agregando:

"En consecuencia, sería inapropiado para mí extinguir cualquier responsabilidad que CIBC pueda tener por congelar las cuentas en ausencia de un registro probatorio que establezca que CIBC no tiene responsabilidad."

Gerald Cotten, director ejecutivo de QuadrigaCX, declaró a Globe and Mail que "lo que es más importante, el tribunal aún no ha dictaminado si la CIBC actuó apropiadamente al congelar los fondos en primer lugar. Con respecto a este punto, estamos considerando nuestros próximos pasos".

Hoy, Cointelegraph informó que los abogados que representan a Ripple en su demanda de valores en curso están tratando de trasladar el caso a un tribunal federal de los Estados Unidos. Los registros de la corte confirman la solicitud para mover el caso del nivel estatal al federal, lo que permitiría a Ripple probar definitivamente que su token XRP no es un valor bajo la ley de los Estados Unidos, en caso de que gane.

La demanda contra Ripple Labs fue presentada originalmente en mayo por el bufete de abogados Taylor-Copeland por la venta de valores no registrados. Todos los demandantes perdieron dinero al comprar XRP a precios altos a principios de este año, pero optaron por demandar para incluir a todas las posibles partes afectadas desde 2013.