Abogada dice que el 'dispositivo de hombre muerto' no es la mejor opción para la herencia de activos digitales

La mayoría busca asesoramiento de planificación sucesoria después de acontecimientos importantes de la vida, como el matrimonio, el parto y la pérdida de un ser querido... o el aumento de los precios de Bitcoin. Según Pamela Morgan, directora ejecutiva de ThirdKey Solutions LLC, la cantidad de clientes que buscan servicios de planificación patrimonial se ha disparado, luego del creciente precio de Bitcoin.

Pero las monedas digitales no tienen que abarcar la mayor parte de su patrimonio neto a fin de beneficiarse de la planificación patrimonial. Dado que una explotación originalmente pequeña puede valer mucho más cuando los precios suben, "a todos los titulares de moneda digital debería importarles esto", dijo Morgan en una entrevista.

No use el dispositivo del hombre muerto

El dispositivo de un hombre muerto, en el que las criptomonedas se transfieren automáticamente a la cuenta del heredero al morir, ha sido durante mucho tiempo una solución popular para problemas de patrimonio que involucran moneda digital. Sin embargo, Morgan dice que en la vida real, esta estrategia no funciona tan bien como uno podría imaginarse.

De acuerdo con Morgan:

"(Transferencia automatizada) requiere que todos los herederos puedan administrar su clave privada. No puedes generar tus claves privadas y dárselas. No es una buena práctica de seguridad. Pero lo más importante es que necesitarán mantener esas claves por un período indefinido de tiempo".

Morgan señala que los neófitos de criptomonedas a menudo pierden claves. No solo eso, sino que cada vez que una persona compraba, vendía o movía sus activos, tendrían que actualizar continuamente las claves de su heredero.

Morgan dice:

«Y estás hablando de 'Oh, abuela, aquí hay tres claves nuevas', simplemente no funciona en el mundo real».

Si todos los involucrados en la transferencia están bien versados en criptomonedas, lo anterior no sería un problema, dijo Morgan, pero la mayoría de las personas que heredarán activos no son capaces de administrarlos.

Aparte de la practicidad, dado que activar el dispositivo de hombre muerto requiere que el propietario no acceda a la red durante un cierto período de tiempo, crea incentivos para que las personas eviten que el propietario acceda a la red, escribió Morgan en su blog.

Tecnología no probada

A pesar de los factores humanos, la tecnología de contratos inteligentes que permite la transferencia automática de fondos hoy en día debe ser probada más a fondo para confiar en los fondos de los planificadores de bienes, dijo Morgan.

«Mucha gente está mirando la plataforma Ethereum, probablemente sea porque es la plataforma más antigua, a la madura edad de tres años. Es una niña. No hemos probado la tecnología a escala lo suficientemente fuerte y el tiempo suficiente para que pueda confiar en el dinero de mis clientes, o para decir 'ya sabes qué, voy a poner mi dinero en este contrato inteligente'».

La Blockchain Ethereum se dividió en dos después del hackeo de "The DAO", una empresa descentralizada construida sobre la original Blockchain Ethereum.

Morgan dijo que una tecnología confiable no solo debería ser una de muchas Blockchains, sino un protocolo ampliamente aceptado.

«La realidad es que, por lo general, lleva al menos un par de años antes de que veamos la actualización del protocolo, antes de que esté disponible a nivel del consumidor. Como industria, hemos sido muy impacientes»

Bitcoin, la criptomoneda más antigua basada en Blockchain, se creó en el 2009. Los medios de comunicación han comenzado a llamarla "mainstream" en el 2017.

Mantenga sus llaves

¿Qué pasa con la forma antigua, en la que los clientes ponen sus activos en la confianza de un abogado? El consejo de Morgan es claro y simple: Hagas lo que hagas, no des tu llave privada.

Las criptomonedas se apartan de los activos tradicionales en el hecho de que no se pueden recuperar los fondos perdidos. Cuando un tercero tiene acceso a las claves privadas, ese individuo puede gastar la moneda. Dado que las transacciones de criptomonedas no son reversibles, los fondos, a diferencia de los fondos en un banco, son imposibles de recuperar.

Dar llaves privadas a un abogado significa que las llaves privadas podrían terminar en un documento legal en la base de datos de una firma de abogados a la que otros abogados puedan acceder fácilmente o podrían ser pirateados, advirtió Morgan.

Y escribir claves privadas en el testamento puede resultar en la pérdida de fondos cuando el testamento se convierta en registro público, como sucede en muchas jurisdicciones, dijo Morgan.

Morgan agregó:

«Mucha gente pospone (planificación de patrimonio de criptomonedas) porque piensan que tendrían que contratar a un abogado. Creen que tienen que confiar en un tercero. Y eso es falso».

Planificación adecuada

La clave de la herencia de la criptomoneda es garantizar dos cosas, dijo Morgan, asegurarse de que su heredero sepa lo que tiene al proporcionarle un inventario actualizado de sus activos digitales y asegurarse de que su heredero sepa cómo acceder a él.

El proceso, detallado en el blog de Morgan, implica realizar un autocontrol de seguridad y enseñarle a su ser querido formas de acceder a su propiedad digital.

Morgan también escribió una Carta a los Seres Queridos para ayudar con el proceso.


Síganos en Facebook