Mastercard afirma que las criptomonedas puede beneficiarse de la Banca de Reserva Fraccional

La multinacional estadounidense de servicios financieros Mastercard quiere aplicar los principios de la banca de reserva fraccionada a las criptomonedas, revela una nueva solicitud de patente publicada el jueves 25 de octubre.

Según el documento, publicado por la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO), el procesador de pagos tiene previsto permitir a los comerciantes interactuar con lo que denomina "monedas blockchain" a través de un nuevo método de almacenamiento simultáneo en cripto y dinero fiduciario.

En concreto, se hace referencia a los "métodos de gestión de las reservas fraccionarias de la moneda blockchain".

Mastercard ha ofrecido una postura pública mixta sobre las criptomonedas en los últimos años, ganando este mes una nueva patente relacionada con la blockchain, mientras que, junto con Visa, puede clasificar las criptomonedas y las ICO como de "alto riesgo".

En su nueva presentación, la empresa parece querer aplicar los principios del sistema de banca fiduciaria, que considera "especialmente diseñados y configurados para almacenar y proteger de forma segura la información y las credenciales de los consumidores y los comerciantes". La presentación de la patente continúa:

"El uso de redes de pago tradicionales y tecnologías de sistemas de pago en combinación con monedas blockchain puede proporcionar a los consumidores y comerciantes los beneficios de la blockchain descentralizada, al tiempo que se mantiene la seguridad de la información de la cuenta y se ofrece una sólida defensa contra el fraude y el robo".

El concepto puede sorprender a algunos comentaristas, ya que la banca de encaje fraccionado -en la que no hay pruebas de que un prestamista tenga los fondos que corresponden a las tenencias prometidas de un cliente- ya tiene una solución transparente en Bitcoin.

Noble Bank, el antiguo banco principal de reservas para la criptomoneda estable Tether (USDT), vinculado teóricamente al dólar estadounidense, había afirmado que no utilizaba el encaje fraccionario y que podía probar que tenía un dólar por cada token USDT, aunque el proyecto de criptomoneda estable ha evitado pasar por una auditoría pública.