Money 20/20: Expertos debaten si la cadena de bloques reemplazará a los actuales sistemas de pago

En la conferencia Money 20/20 en Las Vegas hoy 22 de octubre, los expertos en el campo de las cadenas de bloques debatieron el futuro de la tecnología y sus efectos potenciales en la forma en que se realizan los pagos.

El Director de Tecnología de Ripple, David Schwartz, y la Vicepresidenta Senior de Estrategia de Producto de FIS Payments, Esther Pigg, ofrecieron visiones competitivas sobre si la cadena de bloques beneficiará a los pagos.

Según Schwartz, la tecnología de las cadenas de bloques reemplazará a los actuales sistemas de pago del mundo, cuyos desarrolladores están "poniendo vendas en un sistema que se remonta a la era del acceso telefónico".

Blockchain hará a los sistemas de pago lo que el correo electrónico hizo al correo tradicional, dijo Schwartz. En su opinión, los sistemas de pago basados en cadenas de bloques permitirán pagos más pequeños y frecuentes que no existen en el ecosistema de pagos actual, porque son demasiado lentos y costosos:

"Si miras tu correo electrónico ahora mismo, estoy seguro de que el 99 por ciento de lo que ves nunca habría sido un correo postal. Tienen un valor demasiado bajo, no pueden tolerar el tiempo de retraso. Tenemos pagos que no pueden tolerar el retraso de tiempo y que simplemente no ocurren [...] lo que sucederá es que las compañías que puedan proporcionar esos pagos de alta velocidad y bajo costo obtendrán el negocio, y aquellas que no tengan que adaptarse o morir, como en cualquier revolución tecnológica".

Schwartz argumentó además que la cadena de bloques es "la tecnología correcta" para un nuevo sistema de pagos porque es seguro y permite que "cada participante verifique personalmente cada regla del sistema". Afirmó además que "las cadenas de bloques son "fundamentalmente fiables".

Pigg comenzó su argumento planteando la pregunta "¿qué problema resuelve la cadena de bloques que no puede resolverse con las plataformas de pago existentes por igual?

Dijo que las afirmaciones sobre la capacidad de la cadena de bloques para reducir los costos están exageradas, haciendo referencia a las declaraciones del director ejecutivo de Western Union de que su programa piloto de cadenas de bloques con Ripple no produjo beneficios financieros para la empresa. Pigg destacó los significativos costos administrativos y de infraestructura para mantener una cadena de bloques.

Blockchain tampoco es tan seguro como se supone que es, según Pigg, en el sentido de que aunque ofrece cierta seguridad, no puede predecir o detectar comportamiento criminal por sí solo. Dijo que, si bien es posible mejorar, los sistemas de pago actuales son fiables y seguros.

Pigg concluyó diciendo que la cadena de bloques tiene potencial, y debe ser explorada, pero "no se entiende claramente ni se investiga", y "en absoluto" reemplazará a las plataformas de pago actuales.