Munger escala nuevas alturas metafóricas con el ataque a Bitcoin, compara el comercio de criptos con el de órganos

La visión excepcionalmente imaginativa de Charlie Munger de Bitcoin (BTC) recibió aún un giro adicional, ya que el vicepresidente de Berkshire Hathaway comparó el comercio de criptomonedas con el tráfico de cerebros de recién nacidos. Durante una entrevista con Yahoo Finance el 7 de mayo, se le preguntó a Munger si había algo que podía reconocer de valor en el fenómeno criptográfico. Respondió:

"La informática detrás de Bitcoin es un gran triunfo de la mente humana, eso es lo que cautivó a todas estas personas. Han creado un producto que es difícil de crear más pero no imposible... [Pero] veo un medio especulativo artificial... Considero que todo el negocio es antisocial, estúpido e inmoral".

Cuando se le preguntó a Munger qué era exactamente lo que quería decir con "inmoral", ofreció una ilustración espeluznante:

"Supongamos que puedes ganar mucho dinero comercializando cerebros de bebés recientemente extraídos. ¿Lo harías o dirías que es inmoral? No los comercializarías, ¿verdad? Es un concepto demasiado horrible. Bueno, para mí Bitcoin es casi tan malo".

Munger enfatizó su opinión de que las criptomonedas no tienen "ningún propósito social deseable" y que su utilidad como sistemas de pago se ve socavada por su alta volatilidad e ineficiencia en comparación con los métodos disponibles. Concluyó, en términos muy claros:

"Considero que todo es una combinación de demencia e inmoralidad. Creo que las personas que lo presionan son una desgracia. Debería haber algunas cosas que están debajo de ti, que simplemente no haces, y esta es una".

Munger ha calificado previamente Bitcoin como "totalmente asnal", lo que sugiere que la gente se involucra en la criptomoneda "porque todo el mundo quiere dinero fácil".

Esta primavera ha sido una temporada particularmente fértil para el vicepresidente y su compañero bajista en Bitcoin y CEO de Berkshire Hathaway, Warren Buffet, y este último afirma que Bitcoin es "probablemente veneno para ratas", y Munger embelleciendo la imagen con su idea de que las criptoinversiones son como "vender excrementos". Evidentemente, nadie quiere quedarse afuera, reflexionó.

  • Síguenos en: