Se presenta en el Congreso de los EE.UU. un nuevo borrador de proyecto de ley destinado a clasificar los criptoactivos

Paul Gosar, un congresista de Arizona, ha introducido un proyecto de ley, con el objetivo de traer finalmente claridad regulatoria a la criptoindustria en los Estados Unidos, según un artículo de Forbes publicado el 19 de diciembre. La Ley de Cripto-moneda de 2020 establece qué agencias federales deben regular cada tipo de acriptoctivos.

Tres sabores de criptoactivo

Una de las cosas clave que hace el proyecto de ley es definir tres tipos de criptoactivos: criptoproductos básicos, criptomonedas y criptovalores, según un borrador de discusión del proyecto de ley propuesto.

Las cripto-mercancías se definen como bienes o servicios económicos, almacenados en una cadena de bloques, con fungibilidad y que el mercado trata sin tener en cuenta quién los ha producido.

Las criptomonedas se definen como representaciones de la moneda estadounidense o de derivados sintéticos que descansan en una cadena de bloques. Esto cubre las stablecoins respaldadas por reservas y monedas determinadas por oráculos descentralizados o contratos inteligentes.

Los criptovalores cubren todos los instrumentos de deuda, capital e instrumentos derivados en una cadena de bloques, que no sean los que se operan y registran como negocios de servicios monetarios de reclamaciones.

No 'un solo criptorregulador federal' para gobernarlos a todos

Cada tipo de criptoactivo caería bajo la jurisdicción de un cuerpo regulatorio diferente, para actuar como el 'Criptorregulador Federal' o 'Regulador Federal de Activos Digitales' para ese tipo.

Como era de esperar, la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) sería el organismo encargado de los criptoproductos, y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) se encargaría de los criptovalores.

La Red de Ejecución de Crímenes Financieros (FinCEN) se encargaría entonces de regular las criptomonedas.

La incertidumbre que ahoga actualmente la innovación

Aunque queda por ver hasta dónde progresa el proyecto de ley, es probable que reciba el apoyo de la criptoindustria, que ha estado pidiendo claridad normativa durante algún tiempo.

Tal y como Cointelegraph informó, la Quinta Directiva contra el Lavado de Dinero de la UE (5AMLD) entrará en vigor el 10 de enero de 2020, aportando claridad normativa a la industria al otro lado del Atlántico.

Sigue leyendo: