El regulador financiero de Francia aprueba la primera ICO del país

El hype o entusiasmo desmedido en torno a las ofertas iniciales de monedas puede haberse calmado en Estados Unidos, pero Francia parece estar tomando un nuevo interés. El 17 de diciembre, el regulador financiero de Francia, la Autorité des Marchés Financiers (AMF), otorgó el primer visto bueno del país para una solicitud de ICO.

La oferta provino de French-ICO, una compañía que ha desarrollado una plataforma para financiar proyectos utilizando criptomonedas. La firma es la primera en aparecer en la lista blanca y se ha publicado un aviso en el sitio web de la AMF.

Reuters informó en julio que la AMF estaba en conversaciones con tres o cuatro candidatos para ICO y que pronto podría haber más en camino.

Si bien French-ICO es la primera compañía en recibir aprobación, este soporte seguirá siendo válido hasta el final del período de suscripción, que está programado para el 1 de junio de 2020. El sitio web de la AMF también señala que, aunque la aprobación es opcional (las ICO todavía se consideran legales en Francia sin aprobación), solo las ofertas públicas que han recibido la aprobación de la AMF pueden promocionarse directamente al público en Francia.

La AMF también explicó que solo ha aprobado la propuesta de ICO, no al emisor del token. El regulador primario de Francia detalló que los emisores interesados podrían solicitar solo una ICO durante un período que no puede exceder los seis meses.

La definición de Francia para las ICO

Según el sitio web de la AMF, una ICO puede definirse como una "transacción de recaudación de fondos realizada a través de una tecnología de registro distribuido (DLT o "blockchain") y que resulta en una emisión de tokens". Esta fuente señala que "estos tokens pueden ser usados para obtener bienes o servicios, según sea el caso".

La ley PACTE, que es la nueva ley de Francia sobre crecimiento y transformación empresarial que se introdujo en abril de este año, incluía un régimen específico para las ICO. La ley señaló que la AMF otorgaría una aprobación opcional, que tiene como objetivo promover el desarrollo de las ICO. La ley señala que esto no se aplica a las ofertas de tokens de valor, sino solo a la emisión de tokens de servicios públicos. Aquellos que no cumplan con el nuevo marco enfrentarán grandes multas.

Sigue leyendo: