¿No es "viable"? Profesor de Berkeley da una visión débil de las stablecoins en una nueva crítica

Un profesor de la Universidad de Berkeley ha afirmado que las criptomonedas estables (stablecoins) son un "mito" en una nueva crítica publicada el martes 11 de septiembre.

Tomando el sector de mercados emergentes, que incluye activos bien conocidos como Tether (USDT), para la tarea, el profesor de economía Barry Eichengreen sostiene que las stablecoins no son automáticamente "viables" solo porque están vinculadas a las reservas de, por ejemplo, dinero fiduciario

Eichengreen escribe que "las criptomonedas convencionales, como el Bitcoin, se comercian a precios increíblemente fluctuantes, lo que significa que su poder adquisitivo, su dominio sobre los bienes y servicios, son altamente inestables", y agregó:

"Las monedas estables pretenden resolver estos problemas. Debido a que su valor es estable en términos de dólares o su equivalente, son atractivos como unidades de cuenta y depósitos de valor. No son meros vehículos para la especulación financiera. Pero esto no significa que sean viables".

La industria de la criptomoneda sigue viendo llegar al mercado más y más monedas estables, algunas de las cuales provienen directamente de las instituciones financieras tradicionales o a través de ellas.

Como ha informado Cointelegraph, esta semana los reguladores dieron luz verde al primer activo stablecoin de los gemelos Winklevoss, el dólar Géminis, junto con una oferta similar de Paxos.

Antes de eso, un banco de Liechtenstein anunció su intención de emitir una stablecoin respaldada por el franco suizo en agosto.

Sin embargo, para Eichengreen, dichos activos se dividen en tres categorías de acuerdo con la integridad de las garantías de las tokens: completos, parciales y sin garantía, y cada uno tiene sus puntos débiles.

Para Tether, como ejemplo, el reclamo "disputado" sus tokens están completamente colateralizados se combina con el "gasto" de su emisión y circulación para plantear preguntas sobre la escalabilidad. Eichengreen concluye:

"En otras palabras, no es obvio que el modelo vaya a escalar, o que los gobiernos lo permitan".