El número total de nodos de Bitcoin cayó por debajo de 47.000 a principios de esta semana, un nivel no visto desde 2017, basado en la estimación determinada por el desarrollador de Bitcoin Luke Dashjr. Sus cifras muestran que el número de nodos ha disminuido de forma constante desde el pico de más de 200.000 nodos en enero de 2018.

Un número menor de nodos significa que hay menos ordenadores participando, almacenando copias de la Blockchain y validando nuevas transacciones en la red de Bitcoin. La disminución se produce notablemente en un momento en que el precio de la criptomoneda está aumentando y su tasa de hash se acerca a sus máximos históricos.

Imagen: bitnodes

La determinación del número de nodos de Bitcoin depende de las estimaciones y no de los datos reales. Dashjr reveló que su estimación se basa en una tediosa y no revelada metodología que puede ser comprometida si se revela. Bitnodes, un servicio gratuito que estima el número de nodos, muestra que también hemos alcanzado la menor participación en años.

Los ciclos de valoración anteriores, según Dashjr, estuvieron precedidos por picos en el número de nodos activos de Bitcoin. Desde abril de 2019, el número de nodos ha ido disminuyendo, a pesar de la evolución positiva de los precios, es posible que algunos operadores de los nodos simplemente estén perdiendo interés en las caídas del mercado y retrasando la recuperación de los anteriores máximos observados en diciembre de 2017. Para Dashjr, ejecutar el software también puede ser muy difícil para algunos.

"La ejecución de un nodo sigue siendo cada vez más difícil, con tamaños de bloque que superan la tasa de mejora tecnológica".

En resumen, el ordenador de cualquier persona puede ejecutar un nodo Bitcoin completo, incluso en los smartphones más potentes. También hay clientes de ejecución de nodos gráficos, disponibles para todas las plataformas, ya sea Linux, Windows o MacOS.

Muchas personas y organizaciones se ofrecen como voluntarias para gestionar nodos completos utilizando un ancho de banda y recursos informáticos adicionales, pero se necesitan más voluntarios para que Bitcoin pueda seguir creciendo.

Sigue leyendo: