Cantidad de cajeros automáticos de criptomonedas crecen constantemente en medio de "cripto-invierno"

La cantidad de nuevos cajeros automáticos de criptomonedas en todo el mundo continúa creciendo a pesar del reciente colapso del mercado de criptomonedas, según los datos. El localizador de criptomonedas Coin ATM Radar presentó los datos en un informe publicado el lunes 10 de diciembre.

La información de Coin ATM Radar muestra que en noviembre, diferentes fabricantes de cajeros automáticos abrieron 209 cajeros en todo el mundo y 68 de los instalados anteriormente cerraron. El crecimiento neto de 141 cajeros automáticos es aproximadamente el mismo que en octubre, cuando el monto total alcanzó los 150.

Estados Unidos sigue siendo el país dominante con 70 nuevas máquinas instaladas; al final del año, actualmente hay 2.243 cajeros automáticos de criptomonedas instalados. AustriaCanadá son los siguientes en la lista, con 17 y 16 cajeros automáticos instalados respectivamente.

Además, tres países —Perú, Albania y Corea del Sur— tuvieron sus primeras instalaciones de cajeros automáticos de criptomonedas en noviembre. Los dos primeros recibieron cajeros automáticos creados por General Bytes, un importante fabricante de cajeros automáticos de Bitcoin con sede en Praga, mientras que Corea del Sur recibió un cajero del fabricante local DOBI ATM.

General Bytes instaló la mayor cantidad de cajeros automáticos en todo el mundo (80), seguido por el fabricante estadounidense Genesis Coin (36) y Lamassu Bitcoin Ventures (12).

En noviembre, el número de altcoins aceptadas en los cajeros automáticos aumentó 59 por ciento. Bitcoin (BTC) fue aceptado por el mayor número de cajeros automáticos, con 4.042 máquinas en todo el mundo en total aceptando la principal criptomoneda.

Tal como Cointelegraph informó en noviembre, los desarrolladores del primer cajero automático Bitcoin de la India, también cofundadores del exchange de criptomonedas de Unocoin, fueron arrestados en la ciudad de Bangalore por cargos criminales, que al parecer incluían conspiración criminal, engaño y falsificación.