La OAG de NY intenta meter la mano en la cripto regulación: Opinión del Experto

En nuestra Opinión del Experto, los líderes de opinión dentro de la criptoindustria y fuera de ésta expresan sus puntos de vista, comparten su experiencia y brindan asesoramiento profesional. Opinión de Expertos lo cubre todo, desde la tecnología Blockchain y el financiamiento de las ICO hasta impuestos, regulación y adopción de criptomonedas por diferentes sectores de la economía.

Si deseas contribuir con una Opinión de Expertos, envía tus ideas y CV a george@cointelegraph.com.

El 17 de abril de 2018, la Oficina del Procurador General de Nueva York (la "OAG") se unió a la multitud de entes reguladores estadounidenses compitiendo para ejercer la supervisión sobre diversos aspectos del espacio de los mercados de capital de las criptomonedas. Como anunció en su comunicado de prensa, la OAG envió solicitudes de información ("indagaciones") a trece plataformas comerciales de criptomonedas, algunas de ellas con (teóricamente) ningún nexo con Nueva York, mientras que intercambios tales como Kraken y Bitfinex pretenden bloquear a los usuarios de Nueva York. Las solicitudes de información fueron caracterizadas como "[una] parte de un esfuerzo más amplio para proteger a los inversores y consumidores de criptomonedas[,]" marcando el "lanzamiento" de la Iniciativa de Integridad de los Mercados Virtuales más amplio de la OAG.

Los intercambios que recibieron cartas (los "Intercambios"), a saber, (1) Coinbase, Inc. (GDAX); (2) Gemini Trust Company; (3) bitFlyer USA, Inc.; (4) iFinex Inc. (Bitfinex); (5) Bitstamp USA Inc.; (6) Payward, Inc. (Kraken); (7) Bittrex, Inc.; (8) Circle Internet Financial Limited (Poloniex LLC); (9) Binance Limited; (10) Elite Way Developments LLP (Tidex.com); (11) Gate Technology Incorporated (Gate.io); (12) itBit Trust Company; y (13) Huobi Global Limited (Huobi.Pro), incluyen entidades que operan en Nueva York y han completado con éxito el proceso de solicitud BitLicense así como aquellas que han forjado cualquier presencia en Nueva York y bloquean a los consumidores de Nueva York de sus plataformas.

 Específicamente, las Investigaciones buscan información sobre una serie de temas de interés, entre ellos: la propiedad y el control del Intercambio, operaciones y estructura de comisiones, políticas comerciales y políticas sobre las suspensiones de comercio, controles internos y cumplimiento con respecto a la privacidad y el AML (anti lavado de dinero) y buscan revelaciones correspondientes en torno al enfoque de cada Intercambio con respecto a la lucha contra la manipulación sospechosa del mercado comercial; sus políticas sobre el funcionamiento de los bots; sus limitaciones sobre el uso de y el acceso a información de comercio no pública; y las garantías que tienen en marcha para proteger los fondos de clientes de los robos, fraudes y otros riesgos.

El comunicado de prensa de la OAG cita que la OAG, como jefe de la agencia de cumplimiento de la ley en Nueva York, tiene un interés en la información solicitada, ya que "el Procurador General tiene el deber de proteger a los consumidores [de Nueva York] y garantizar la imparcialidad e integridad de los mercados financieros [de Nueva York].” El comunicado de prensa cita “informes publicados” no revelados que indican que el "sector" ha "atraído estafadores, manipuladores del mercado y ladrones" que, a su juicio, lleva a todo el "sector" al ámbito de la OAG, ya que "es responsable de la protección de los consumidores y de los inversores de estos malos actores y garantizar la imparcialidad y la integridad de los mercados financieros de Nueva York.”  

En respuesta, parece que todos los Intercambios han indicado su disposición a trabajar con la OAG, con excepción de Kraken, que, a través de diferentes entradas en redes sociales ha sido elocuente en su falta de voluntad para comprometerse con la OAG en este ejercicio. De hecho, su CEO explícitamente ha esbozado muchos de sus problemas con la Investigación, así como algunas recomendaciones normativas aquí. Kraken también reflexiona acerca de las verdaderas intenciones de la Investigación, indicando que puede ser un ardid publicitario.

El propósito de la Investigación

Dada la historia de las interacciones del Estado de Nueva York en el cripto espacio, que no solo incluyen a BitLicense, sino también, más recientemente, a los anuncios de tarifas eléctricas que golpean a las empresas cripto mineras, muchos están especulando en cuanto a los fines de la Investigación, así como la intención más amplia detrás de la Iniciativa.

El objetivo de la Investigación es realizar "una investigación en las políticas y prácticas de las plataformas utilizadas por los consumidores en el comercio virtual o "cripto" monedas… solicitando información clave sobre sus operaciones, controles internos y salvaguardias para proteger los activos de los clientes” con un objetivo final relativamente benigno de analizar "las respuestas, comparan[do] a través de plataformas, y al término de este proceso, presentan[do] lo que fue[se] aprendido al público.” Si bien los resultados pueden ser de interés para los reguladores y el público, la Investigación es un movimiento agresivo procedente de la OAG desde varias perspectivas:

  1. estos tipos de investigaciones a entidades que operan a escala internacional y nacional son manejadas más apropiadamente por uno o más reguladores federales. La CFTC y SEC, en particular, han expresado su preocupación por la falta de supervisión federal directa de las prácticas de mercado con respecto a estos intercambios, incluyendo cuestionar si el actual régimen estado por estado es apropiado.

  2. más de la mitad de los Intercambios que recibieron solicitudes han decidido no interactuar con Nueva York, muchos de ellos en reacción al régimen reglamentario BitLicense. Esto le da a Nueva York menos de un interés particular en la regulación de los comportamientos de esos Intercambios que otros muchos estados de EE.UU. donde estos Intercambios tendrían una libre (sujeta al cumplimiento con la legislación aplicable) capacidad para interactuar con los habitantes de esos estados.

  3. (como Kraken ha señalado) Nueva York ya debería tener tranquilidad sobre una serie de temas en las solicitudes de información para los Intercambios que pasaron por el proceso de solicitud de BitLicense y recibieron la Bitlicense o una carta de confianza, ya que este es un régimen normativo adecuado para bancos e instituciones financieras, que incluye requisitos en torno al cumplimiento, controles internos y seguridad cibernética. Además, el Departamento de Servicios Financieros (DFS) del Estado de Nueva York publicó una guía recientemente para los Intercambios con BitLicense, recordándoles implementar medidas para detectar, prevenir y responder al fraude, mientras que se mantienen vigilantes contra la manipulación del mercado.

La OAG, aparentemente lo suficientemente auto consciente, de alguna manera, como para reconocer que están potencialmente entrando en el existente ámbito de jurisdicción del Departamento de Servicios Financieros (“DFS”) del Estado de Nueva York, de nuevo, en lo que respecta a los Intercambios con un nexo real con Nueva York, observa que su papel en este sector "es independiente pero complementario a" ese de la DFS, que, en sus palabras, "estableció un protocolo de licencias primero en la nación que requiere que las plataformas comerciales de moneda virtual y otras empresas dedicadas a actividades comerciales en moneda virtual reciban aprobación para operar y seguir ciertos requisitos reglamentarios.”

Sobre la competencia

Aunque también es notable que el lenguaje en la propia solicitud contiene menos bravuconería que el de la nota de prensa y es más conciliador, la OAG será capaz de cambiar de tono, por cuanto los residentes de Nueva York han luchado su camino hacia los Intercambios, a pesar de los esfuerzos para bloquearlos. La solicitud describe cómo los destinatarios ya están siendo atacados debido a su condición de "principales plataformas de comercio de moneda virtual" en vez de alegar que todas tienen un nexo justificado con Nueva York, y habla de la Investigación como una "petición [de] la participación de [el Intercambio] en la Iniciativa de Integridad de los mercados virtuales de la OAG, que busca proteger los intereses de los residentes de Nueva York, que comercian moneda virtual y productos de inversión relacionados.”

La OAG reconoce la naturaleza potencialmente frágil de cualquier afirmación de jurisdicción sobre otros Intercambios en la muestra a través de la nota al pie de página indicando que la OAG está "consciente de que ciertas plataformas comerciales tienen reglas formales que impiden el acceso a Nueva York y no pueden tener una licencia para dedicarse a la actividad comercial de moneda virtual en Nueva York.”  Entre otros temas, estamos pidiendo a las plataformas que describan sus medidas para restringir el comercio de las jurisdicciones prohibidas.” Esta línea de cuestionamiento es la más peligrosa para aquellos que pretenden no tener ningún nexo con Nueva York, cuando muchos aplican la prohibición de usuarios de Nueva York al (como mínimo) bloquear las direcciones IP con base en Nueva York, la cual, se sabe, es menos que infalible. Véase, por ejemplo, este artículo sobre cómo esquivar el geo-bloqueo. La OAG está bien consciente de esto, cuando se le pregunte sobre la negativa de Kraken a enfrentarlos, citando posteriormente que tienen competencia para ejercer su jurisdicción sobre empresas extranjeras y fuera del estado que operan en Nueva York (por ejemplo, que interactúan con consumidores de Nueva York).

Próximos pasos en el espacio

En total, en la medida en que la Investigación no sea un ardid publicitario o una expedición de pesca de información para respaldar un hecho, encontrando que el régimen regulatorio BitLicense ha resultado en un aumento de las normas de cumplimiento, los controles internos y la profesionalización de esos Intercambios que están sometidos al mismo, los objetivos y el camino más amplio para la Iniciativa de Integridad de los Mercados Virtuales de la OAG siguen siendo un misterio; un misterio más empañado por la muy reciente salida del fiscal general Schneiderman. Sin embargo, para la medida que persiguen activamente los sucesores del Sr. Scheiderman, bien puede ser el primer paso del estado en la regulación de los mercados de criptos bajo la Ley Martin de Nueva York, que da a la OAG una amplia autoridad para investigar las violaciones de los mismos.

A pesar de la dirección a largo plazo de la iniciativa de Integridad de los Mercados Virtuales, este parece ser otro paso vacilante de Nueva York en sus intentos de producir la supervisión reguladora de vanguardia en el cripto espacio y uno que no parece estar muy bien coordinado con la reglamentación existente de Nueva York bajo los entes reguladores DFS o federales. También es una medida tomada en un momento en el que ha habido cada vez más llamamientos para replantear el actual mosaico de leyes estatales en el cripto espacio; sustituyendo el actual régimen regulador con regulación coordinada y coherente a nivel nacional e internacional. Parece que Nueva York, al continuar agresivamente para obtener un papel como guardián y regulador de los mercados de criptos, puede arrojar acelerador al fuego bajo los reguladores federales para consolidar un régimen federal que serviría para anticiparse a los estados en este espacio.

https://cointelegraph.com/storage/uploads/view/5daa7ce17faf9439d5e38f3e1c1047e3.jpgSarah H. Sarah H. Brennan, abogado corporativo y de valores, dirige el equipo legal de tecnología blockchain y activos digitales en Lippes Mathias Wexler Friedman LLP.

Sarah H. Brennan, abogado corporativo y de valores, dirige el equipo legal de tecnología blockchain y activos digitales en Lippes Mathias Wexler Friedman LLP.

  • Síguenos en: