Chainalysis, la empresa de inteligencia blockchain con sede en Nueva York, ha publicado su último análisis sobre el uso de criptomonedas para la compra de material de abuso sexual infantil (CSAM) en la darknet.

En un informe compartido con Cointelegraph el 22 de abril, Chainlaysis indicó que había rastreado pagos de Bitcoin (BTC) por valor de poco menos de USD 930,000 a direcciones asociadas con proveedores de CSAM en 2019. Esto representa un aumento del 32% respecto a 2018, que a su vez había presentado un aumento del 212% respecto al año anterior.

Pagos de Bitcoin (BTC) a proveedores de CSAM, 2015-2020. Fuente: Chainalysis

No obstante, Chainalysis subrayó que este marcado aumento interanual no refleja necesariamente un aumento absoluto de la demanda de CSAM, sino que es probable que refleje un aumento del nivel de adopción de las criptomonedas en todos los sectores.

Cómo decodificar las señales de alerta

Aunque USD 930,000 en Bitcoin representan "una fracción minúscula de toda la actividad de la criptomoneda", la industria debería preocuparse por tal uso de las criptomonedas en una industria criminal y profundamente explotadora, dice Chainalysis.

Si bien es posible que las criptomonedas se hayan hecho frecuentes entre los proveedores de contenido delictivo debido a sus aparentes propiedades seudónimas, Chainalysis indica que la blockchain puede de hecho proporcionar a los investigadores datos procesables que arrojen luz sobre los perfiles y actividades de los implicados.

Entre los patrones clave identificados en el informe se encuentran los frecuentes pagos de bajo valor, típicamente entre USD 10 y USD 50 en Bitcoin, enviados entre las 23:00 y las 5:00 horas. Mientras que los pagos pequeños representan la mayor parte de las transacciones, los proveedores de CSAM obtienen un porcentaje significativo de sus ingresos de pagos individuales mucho más grandes. 

Otros signos de actividad ilícita de CSAM son las transacciones en criptomonedas que están vinculadas a tarjetas de crédito y débito prepagadas, o las que se realizan repetidamente a una dirección (o a un grupo de direcciones controladas por la misma entidad). 

Los pagos de criptomonedas a servicios de escolta conocidos o a otros proveedores de servicios para adultos o la compra de tokens de criptomonedas dirigidas específicamente a la industria de los adultos pueden proporcionar a los organismos encargados de hacer cumplir la ley más datos para un análisis del sector de CSAM de la darknet.

La historia de Backpage

Como ha informado Cointelegraph, el sitio de listados Backpage, descrito como "el burdel más grande del mundo", fue incautado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en 2018. 

El CEO Carl Ferrer se declaró culpable de conspiración y tres cargos de lavado de dinero, en parte vía criptomonedas, admitiendo que era consciente de que la "gran mayoría" de los anuncios del sitio eran para servicios de prostitución. 

Ferrer había lavado USD 500 millones en ingresos a través de múltiples cuentas bancarias y sitios que incluían Coinbase, GoCoin, Paxful y Kraken, entre otros.

Sigue leyendo: