PayPal sigue perdiendo terreno ante Bitcoin

La plataforma de pagos PayPal ha venido perdiendo terreno ante Bitcoin con el pasar del tiempo. Aunque todavía la criptomoneda no posee una cuota importante del mercado frente a las grandes dominadoras VISA y MasterCard, Bitcoin ya representa una amenaza para PayPal.

La compañía estadounidense ha revolucionado el sector de las tecnologías financieras con una opción de pago por internet segura, rápida y mucho más barata que las alternativas tradicionales ofrecidas por los bancos. Pero la llegada de Bitcoin a la escena supone un enemigo para todo el sector y todo apunta a que PayPal será la primera “víctima”.

PayPal en los últimos años ha encabezado diversos titulares donde figura una curiosa característica: el abandono de ciertos países debido a las regulaciones gubernamentales. Grecia, Puerto Rico y hace poco Turquía, han sido los casos frescos donde la compañía ha cerrado sus puertas dejando un vacío perfecto para ser aprovechado por Bitcoin.

Las desventajas de las regulaciones

Al no estar sujeto a regulaciones gubernamentales, Bitcoin (no confundir con las casas de cambio) queda exento de limitaciones gubernamentales y bancarias que impidan su operación. Algo de lo cual no puede jactarse PayPal ya que ha sido perjudicada por el congelamiento de capitales en Grecia, las políticas tributarias asfixiantes en Puerto Rico y la denegación de licencias por políticas de infraestructura en Turquía.

La descentralización tecnológica y económica de Bitcoin permite que su infraestructura se construya en todo nodo, equipo de minería, computador o teléfono móvil donde toma vida la criptomoneda. Permitiendo a que los usuarios se despreocupen de regulaciones muchas veces absurdas que atentan contra la libertad financiera de los ciudadanos.

PayPal tomó una importante tajada del sector bancario con respecto a las compras en línea, pero todavía conserva un resaltante defecto: trabaja con dinero fiduciario. Esta característica habilita a que sean los bancos centrales y privados quienes dicten las reglas principales del juego del dinero que fluye por las plataformas de pago alternativas que han surgido en el sector FinTech.

Pero el crecimiento de Bitcoin ha sido sorprendente y las nuevas empresas FinTech ya han evolucionado en sus propuestas y están incluyendo a la criptomoneda en sus servicios. Siendo PayPal la principal plataforma de pago de este sector ¿se uniría a esta tendencia?

La compañía estuvo negando esta posibilidad en el pasado e inclusive alguna vez en los medios se asomó cierta posición ofensiva, pero posteriormente los directivos de PayPal admitieron su interés en integrar Bitcoin. Con los recientes movimientos de PayPal en los últimos años, todo parecen indicar que van a integrar a la criptomoneda.

El lento camino hacia la integración

PayPal no realizó algunos “coqueteos” con Bitcoin de forma pública, sin embargo la posibilidad de la integración fue mencionada en el 2014 por el CEO de eBay, como una forma de “legitimar” el uso de la criptomoneda en la web.

“Estamos integrando la integración de Bitcoin mediante PayPal, ejercerá un rol importante en el futuro”

- John Donahoe

Sin embargo, no fue sino hasta la inclusión como asesor de Wences Casares, CEO de la cartera Xapo, que PayPal dio muestras claras de querer trabajar con Bitcoin y las criptomonedas. Al añadir a Casares al equipo de consejeros de la junta directiva, la compañía daba así un primer pequeño paso hacia la integración de la criptomoneda en su plataforma de pago.

“Me uno a los directores de PayPal y todo el equipo de PayPal en la acogida a Wences a nuestra junta. La línea de visión única de Wences en el futuro del comercio está muy bien alineada con la visión de PayPal de la transformación de la gestión y el movimiento de dinero para la gente de todo el mundo”

- Dan Schulman, Presidente y CEO de PayPal

Aunque solo corrían especulaciones sobre el papel del directivo argentino y los objetivos de PayPal, no fue sino hasta el mes pasado cuando pudimos observar de forma mucho más clara las intenciones de la compañía estadounidense.

Si no puedes con ellos, úneteles

PayPal presentó el mes pasado ante la oficina de patentes de los Estados Unidos una solicitud para registrar un dispositivo de hardware que realizaría pagos utilizando no solo monedas fiduciarias, sino también diversas criptomonedas como Bitcoin, Litecoin y Dogecoin.

Tal como menciona el documento, sería un dispositivo físico que alojaría diversas carteras digitales donde los usuarios pueden alojar dinero en diferentes divisas e incluso distintas criptomonedas. Una solución de pagos que sin duda alguna apunta a colocar en el mercado una cartera digital física que reúna las principales monedas y criptomonedas en una.

La aprobación de la solicitud supondría un paso por parte de PayPal hacia soluciones de pagos más completas y que respondan a las demandas actuales del mercado. Pero también sería una nueva gran victoria para Bitcoin y las criptomonedas como la tecnología financiera disruptiva que ya llegó para revolucionar a los servicios bancarios tradicionales.

La integración con Bitcoin le permitiría a PayPal mantenerse en el mercado y posiblemente expandirse debido al buen momento legal que vive la criptomoneda en todo el mundo. Con lo cual ha sido un movimiento inteligente por pate de PayPal de subirse a ese tren antes de que fuese demasiado tarde.

Otro paso más de Bitcoin hacia la adopción global

La gran popularidad de PayPal en todo el mundo significaría un gran empujón a Bitcoin como moneda de pago en tiendas y comercios. De llegar a concretarse, podría ser quizás el espaldarazo más fuerte alguna vez otorgado a la criptomoneda creada por Satoshi Nakamoto.

Una plataforma de pagos masiva como PayPal sería el trampolín perfecto para llevar la criptomoneda a las manos de millones de usuarios alrededor del mundo casi de manera instantánea. Impulsando de una forma no imaginada por muchos el alcance de Bitcoin en toda la red.

Los riesgos de que los usuarios descubran las ventajas de Bitcoin por encima de la misma PayPal son latentes, pero la compañía seguramente apuesta a lo que el sector financiero tradicional y muchas otras empresas del FinTech promueven: el uso “legal” de la moneda a través de sus plataformas de pago privadas.

Si bien no es seguro aún tan integración, todo indica a que estamos muy cerca de verlo. Y esto no sería más que la confirmación de algo que ya hemos venido viendo en tiempos recientes: la gran escalada de Bitcoin en el sector de la banca tradicional y las nuevas tecnologías financieras.