Portugal se une a España, Francia en campaña contra el efectivo, Bitcoin se beneficiará

Portugal ha prohibido pagos en efectivo de más de €3000 como parte de una campaña de represión contra pagos anónimos.

Un nuevo paquete de normas que entró en vigor el 23 de agosto hace pagos por encima del límite punible con una multa de hasta €9000.

"Para los contribuyentes que no participan en los negocios, el límite y la multa son €10,000 y €4500 respectivamente. Pago de impuestos en efectivo por más de €500 también está prohibido."

Las restricciones sobre el efectivo vienen varios años después de movimientos similares por la vecina España en el contexto de un enfoque de efectivo de muchas economías importantes.

Especialmente notable este año fueron la desmonetización de la India y el aumento de controles de efectivo, junto con los planes de Australia de proscribir el efectivo en el 2022.

España, por su parte, redujo la transacción en efectivo máxima permitida desde un límite de €2500 establecido en el 2012 a sólo €1000, moviéndose en línea con Francia.

Incremento en Bitcoin 

Al mismo tiempo, el interés de Bitcoin en ambos países está aumentando. España está contribuyendo cada vez más a la industria Blockchain, con 4000 nuevos puntos de venta de Bitcoin apareciendo en julio de este año.

Mientras tanto, Portugal ha sido notable con su falta de una postura oficial sobre la criptomoneda.

El banco central emitió notas generales de cautela en el 2014, pero aún debe actualizar su posición para incluir instrumentos de moda como las ICO.

En junio, Cointelegraph lanzó una versión dedicada de su sitio web en portugués para atender el creciente número de lectores tanto de Portugal cuanto de Sudamérica.