Luego del hackeo, Coincheck revela planes para expandirse al mercado de los EE.UU.

Monex Inc, la compañía que recientemente adquirió el hackeado intercambio de criptomonedas japones Coincheck, ha revelado planes para expandir el intercambio a los EE.UU. en una entrevista con Bloomberg hoy, 18 de mayo.

El gerente general de Monex, Oki Matsumoto, dijo que espera que Coincheck reciba una licencia oficial de las autoridades japonesas el mes próximo, pero, sin especificar un cronograma, reveló que la compañía ahora tiene su objetivo más allá de Asia:

"Puede parecer que Japón está un paso adelante en criptomonedas, pero en términos de decidir qué es una seguridad o una señal y atraer inversionistas institucionales, Estados Unidos y Europa están avanzando".

Japón ha estado durante mucho tiempo a la vanguardia de la adopción criptográfica: el país fue el primero en reconocer Bitcoin como una forma de moneda de curso legal en 2016, pero Matsumoto considera que EE.UU. Y Europa han tomado la delantera en términos de impulso regulatorio criptoespecífico. Comparó el fuerte impuesto de Japón 55 por ciento sobre las criptomoneda con la reciente iniciativa de Francia para cripto impuestos a una tasa de ganancia de capital favorable del 19 por ciento, diciendo a Bloomberg que:

"Al nivel de [Japón], es difícil siquiera pensar en la cripto como algo que pondrías en tu cartera. Eso significa que seguirá siendo un juguete para los especuladores".

Más importante aún, el CEO argumentó que los reguladores federales de EE.UU. Ahora ejercen la mayor influencia para decidir el estado futuro de las criptomonedas en la economía mundial, refiriéndose al debate en curso sobre si los activos digitales deberían regularse como valores o productos básicos. Una eventual decisión proporcionaría una claridad muy necesaria para la industria emergente y, en última instancia, fomentaría el crecimiento y la confianza del inversionista institucional, le dijo a Bloomberg.

La decisión de Monex de apuntar a mercados extranjeros es la última de una serie de trastornos en la accidentada historia de Coincheck desde su hackeo de$532 millones sin precedentes en enero de 2018. Coincheck fue adquirido posteriormente por Monex en abril, con las acciones de este último aumentando un 98 por ciento desde la adquisición, según Bloomberg.

Las cifras recientes publicadas por Monex mostraban que, a pesar de la enorme amortización posterior al hackeo que Coincheck emitió como reembolso a los clientes afectados, la bolsa todavía cerró el año fiscal en verde, con una compensación de 6,3 mil millones de yenes (alrededor de $56,7 millones) los ingresos en las ventas de ¥ 62,6 mil millones.

A principios de este mes, la Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA), presentó estipulaciones adicionales para las ya estrictas medidas regulatorias que se han impuesto a los intercambios de criptomonedas del país. Sin embargo, una fuente de FSA juzgó que el proceso de cripto regulación en Japón se ha desarrollado "sin los conocimientos necesarios, hemos estado abriéndonos camino en la oscuridad".