Nuevos datos de CryptoQuant, una empresa de análisis en cadena, muestran que USD 113 millones de Binance USD (BUSD) han entrado al exchange de Binance durante la última semana. Esto significa que la stablecoin BUSD tiene ahora el mayor poder adquisitivo potencial sobre todas las demás stablecoins basadas en el dólar estadounidense y solo es superada por Tether (USDT).

BUSD inflow to Binance

Entrada de BUSD a Binance. Fuente: CryptoQuant

La nueva stablecoin de Binance, respaldada por el USD, tiene como base un token ERC-20 y fue lanzada en 2019 en asociación con Paxos. Desde entonces, BUSD ha ido ganando terreno de forma constante a medida que su volumen aumentaba y recientemente superó al de USD Coin (USDC) el 4 de septiembre.

Main USD-backed stablecoin contenders - 24h volume (USD)

Volumen de 24 horas de las principales stablecoins contendientes respaldadas por el USD. Fuente: Skew

Binance quiere una parte del pastel de DeFi

Con una capitalización de mercado de USD 363 millones, BUSD es la tercera stablecoin más grande del mercado. Sin embargo, como Binance continúa aumentando sus ofertas es posible que BUSD se convierta en un actor más grande en el espacio de las stablecoins y DeFi que ha sido dominado en gran parte por USDT.

Binance ya expresó su gran interés en jugar un papel más importante dentro del ecosistema DeFi y el 1 de septiembre el exchange estrenó su Cadena Inteligente de Binance.

La cadena de Binance permite que los protocolos de DeFi se ejecuten sobre ella, con comisiones más bajas que las vistas en la blockchain de Ethereum y el staking BNB también está disponible a través de la plataforma.

El 11 de septiembre, el popular protocolo de DeFi, C.R.E.A.M. anunció que se mudará a la cadena de Binance y, a diferencia de la mayoría de las plataformas DeFi, el protocolo apoya el yield farming de BNB, BUSD, BTC, ETH, XRP, BCH y LTC.

Recientemente, Binance también reveló la plataforma Launchpool, un nuevo lugar que permite a los usuarios cultivar activos como BUSD. El primer proyecto de la plataforma es el protocolo Bella y donde los usuarios podrán apostar sus tokens BNB, BUSD y ARPA.

Las stablecoins registran un crecimiento de tres dígitos en 2020, pero se avecinan rivales institucionales

El 2020 ha sido un año muy fructífero para el crecimiento masivo de las stablecoins, en gran parte debido a la explosión de las finanzas descentralizadas y los protocolos relacionados con el rendimiento.

Según Coin Metrics, la capitalización de mercado de la mayoría de las stablecoins basadas en el dólar estadounidense aumentó constantemente en unos USD 100 millones diarios durante casi dos meses debido principalmente a estos grupos de liquidez.

Este crecimiento parece depender en gran medida del ecosistema de DeFi e incluso si continúa creciendo, las stablecoins todavía les quedan algunos retos por delante, siendo la llegada de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) uno de ellos.

También es posible que las principales instituciones financieras y corporaciones se conviertan en contendientes dentro del actual ecosistema de las stablecoins si desarrollan sus propias monedas digitales y redes blockchain.

Sigue leyendo: