Informe: principal naviera japonesa introducirá su propia moneda digital

La compañía naviera japonesa Nippon Yusen K.K. (NYK) está lanzando su propia moneda digital para los miembros de la tripulación, informó Bloomberg el 20 de noviembre.

Fundada en 1885, Nippon Yusen es la mayor compañía naviera de Japón en términos de ventas. Del 1 de abril al 30 de septiembre de 2018, los ingresos consolidados del Grupo NYK fueron de 915.600 millones de yenes ($8.100 millones).

La gente familiarizada con el asunto le dijo a Bloomberg que NYK está introduciendo su propia moneda digital para los miembros de la tripulación con el fin de simplificar el proceso de gestión, envío y conversión de dinero en las monedas locales de los trabajadores del mar. Se estima que la divisa americana estará ligada a los dólares americanos, lo que evitaría que se produzcan oscilaciones significativas en el valor de la divisa.

Según Bloomberg, no está claro si la moneda digital de NYK utilizará tecnología de cadena de bloques o si será una forma de criptomoneda.

Según las fuentes anónimas, NYK está trabajando con bancos y compañías de desarrollo de software para asegurar la capacidad de la moneda de ser convertida a monedas locales. Según se informa, la compañía ha realizado pruebas exitosas utilizando telecomunicaciones a bordo de barcos y ahora está buscando una patente para la tecnología.

Se supone que NYK introducirá la moneda digital en el primer semestre de 2019, mientras que la iniciativa presupone el uso de teléfonos inteligentes. Además de pagar a sus propios trabajadores, la empresa también busca ofrecer la moneda a otros operadores marítimos.

Las autoridades portuarias y navieras de todo el mundo ya han adoptado el potencial de la tecnología de las cadenas de bloques. A principios de este mes, nueve grandes operadores de terminales y compañías navieras firmaron un Memorando de Entendimiento (MoU) para lanzar una plataforma digital abierta basada en la tecnología del libro mayor distribuido (DLT).

Según se informa, la nueva plataforma "permitirá a los expedidores digitalizar y organizar sus documentos de mercancías peligrosas y conectarse automáticamente con las partes pertinentes para agilizar el proceso de aprobación".

En octubre, el puerto más grande de Europa, el Puerto de Rotterdam, se asoció con el principal banco holandés ABN AMRO y la filial de TI de Samsung para probar la cadena de bloques para el transporte marítimo. Los miembros de la prueba de la cadena de bloques esperan que la tecnología ayude a reducir el tiempo de envío y a simplificar las transacciones financieras.