Rusia: Los cripto mineros y los poseedores de cripto serán regulados bajo las leyes existentes

Los mineros y los poseedores de criptomonedas en Rusia estarán regulados por el Código de Rentas Internas, informó el 18 de julio la agencia de noticias local Izvestiya.

El presidente del Comité de Mercados Financieros de la Duma Estatal Rusa, Anatoly Aksakov, dijo a Izvestiya que los legisladores están buscando aprobar el proyecto de ley sobre activos financieros digitales, o criptomonedas, durante la sesión de otoño de la Duma.

Según Aksakov, el documento no incluirá regímenes fiscales separados para los propietarios de criptomonedas, lo que significa que la minería y la circulación de criptomonedas se regularán con arreglo a las disposiciones vigentes del Código Tributario ruso.

Aksakov especificó que las personas que participan en la circulación de monedas virtuales pagarán el impuesto sobre la renta de las personas físicas, mientras que las personas jurídicas tendrán que pagar impuestos de acuerdo con su tipo de negocio. Le dijo a Izvestiya que en el futuro podrían aparecer esquemas tributarios separados para la minería y la circulación de criptomonedas si el gobierno lo considera necesario. añadió Aksakov:

"Si quieren determinar[las tasas de impuestos] para este tipo de negocios por separado, lo harán. No estamos abordando los temas fiscales de ninguna manera hasta ahora."

En mayo, el Comité de Trabajo Legislativo de la Duma Estatal Rusa anunció que apoyará la primera lectura de una iniciativa que establecerá normas para la economía digital en el Código Civil de la Federación Rusa. El objetivo de la iniciativa es "minimizar los riesgos existentes de utilizar objetos digitales para transferir activos a un entorno digital no regulado para la legalización de ingresos delictivos, el fraude por quiebra o el patrocinio de grupos terroristas".

A principios de este mes, el director general del mayor banco estatal de Rusia Sberbank, Herman Gref, dijo que el estado conservará su papel central en la emisión de dinero. Gref dijo que no cree que el estado esté listo "para ceder su papel centralizado en la emisión de moneda fiduciaria a otras instituciones descentralizadas".