Obispo ruso condena las criptomonedas

Las criptomonedas se han infiltrado en todos los ámbitos de la vida y, como resultado, tenemos expertos de casi todas las esferas de influencia aportando con sus granitos de arena.

La banca y las instituciones financieras tradicionales han sido los críticos más fuertes de las monedas virtuales, pero la lista de detractores va desde los políticos hasta los actores.

La última y oscura voz proviene del Obispo Hilarion Alfeyev de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Hablando en su papel como presidente del departamento de relaciones externas de la iglesia, Alfeyev atacó directamente a las criptomonedas así como también al dólar estadounidense.

No es sorprendente ver a un clero ruso adoptando una actitud severa sobre el dólar, pero de acuerdo con RT, el obispo también cree que el valor de la criptomoneda se ha basado puramente en el sentimiento:

"Personalmente creo que la criptomoneda es una nueva burbuja financiera, un nuevo esquema Ponzi, detrás del cual no hay nada."

Su apatía hacia la criptomoneda se deriva de lo que él describe como una progresión natural provocada por el sistema bancario, que ha evolucionado gradualmente junto con la tecnología digital.

El teólogo dijo que la iglesia haría bien en evitar las criptomonedas:

"Esta innovación es representativa de todo el sistema bancario, donde los activos reales se convierten en virtuales. Esto allana el camino para la usura, a lo que la iglesia siempre se ha opuesto, pero no puede hacer nada al respecto —todos tenemos que mantener nuestro dinero en los bancos."

Valor en el sentimiento

A enero del 2018, la capitalización general de mercado del mercado de criptomonedas asciende a poco más de $630 mil millones, de acuerdo con Coinmarketcap.com.

Mientras que ese número palidece en comparación con los jugadores más importantes en la bolsa de valores del mundo, el valor representa el crecimiento en el sentimiento hacia la criptomoneda en los últimos cinco años.

Sin embargo, el obispo ruso dice que hay una desconexión entre la percepción en el valor de la moneda virtual en comparación con los activos tradicionales tangibles.

"Las criptomonedas son otro paso en esta dirección —ahora con números electrónicos en lugar de papel. Vemos que entre un cierto grupo de personas, estas criptomonedas tienen valor, pero esto está divorciado de la realidad y quizás eso es el mayor peligro."

Alfeyev también criticó la actual valoración del dólar, que según él es difícil de estimar dada la circulación de la moneda en todo el mundo:

"Pero ahora hay más dólares en el mundo que cualquier reserva de oro pueda respaldar." En cierto modo, el dólar ya es una criptomoneda. No sabemos cómo se controla esa moneda, cómo sube y baja su precio, e incluso cuántos dólares hay en circulación."

Algo para reflexionar

Los sentimientos del obispo ruso pueden no estar basados en investigación empírica de mercado, pero es la expresión de sus puntos de vista lo más importante en este momento.

Su voz se une a un coro cada vez mayor que reclama mejores prácticas financieras en todo el mundo. Ya sea que se trate de criptomonedas, el dólar o incluso el rublo, las personas influyentes son mucho más francas sobre el clima económico actual.

Las criptomonedas y la tecnología Blockchain tienen el potencial de transformar la forma en que operamos en el mundo digital y las instituciones desde bancos a iglesias se ven obligadas a educarse y hacer un inventario de lo que se está convirtiendo en parte de la vida cotidiana.


Síganos en Facebook