Los reguladores saudíes advierten contra el comercio de criptomonedas, citando "altos riesgos de mercado".

Un comité gubernamental del Reino de Arabia Saudita ha advertido al público que el comercio de divisas digitales es ilegal en el país, según un anuncio realizado el 12 de agosto por la Autoridad Monetaria de Arabia Saudita (SAMA). La advertencia fue emitida por el Comité Permanente de Concientización sobre la Negociación de Actividades de Valores No Autorizadas en los Mercados de Divisas.

El comité permanente fue establecido por decreto supremo encabezado por la Autoridad del Mercado de Capitales (CMA, por sus siglas en inglés) y está integrado por ministerios como el Ministerio de Medios de Comunicación, el Ministerio de Comercio e Inversiones, la SAMA y el Ministerio del Interior.

Según la declaración, las monedas digitales no son reconocidas por el gobierno y no se autoriza a ninguna entidad a comerciar con ellas. En la advertencia, el comité señala los "altos riesgos" y las "consecuencias negativas" asociadas con el comercio de divisas virtuales, e insta al público a no caer en los llamados "esquemas de enriquecimiento", ya que implican "altos riesgos regulatorios, de seguridad y de mercado". La declaración no menciona las penalidades para aquellos que se encuentran comerciando o negociando con criptomonedas.

Aunque Arabia Saudita no reconoce las criptomonedas, el país ha adoptado los beneficios de la tecnología del libro mayor distribuido en varios campos. El mes pasado, la municipalidad de Riad se asoció con IBM para desarrollar conjuntamente una estrategia destinada a racionalizar los servicios y las transacciones gubernamentales mediante el uso de la tecnología de cadenas de bloques . El objetivo era mejorar la calidad de los servicios municipales para los clientes e integrar tecnologías líderes en los servicios como parte del programa Visión Saudita 2030.

El programa Saudi Vision fue introducido originalmente en 2016 por el Príncipe Heredero Mohammad bin Salman y está dedicado al desarrollo económico y la diversificación de la economía del país. Además de dar prioridad a tecnologías innovadoras como la cadena de bloques, el programa tiene como objetivo desarrollar sectores como la infraestructura, la salud, el turismo, la educación, así como el gasto militar y la manufactura.

En febrero, la SAMA y Ripple anunciaron un acuerdo para proporcionar apoyo a la tecnología de pagos transfronterizos de Ripple a los bancos del Reino de Arabia Saudita. Las dos partes crearon un programa piloto para apoyar a los bancos saudíes en el uso de xCurrent, la solución de software empresarial de Ripple que permite a los bancos liquidar instantáneamente pagos internacionales con seguimiento de extremo a extremo.