Red escalable "blockchain" asegura $35 millones de Sequoia Capital, Huobi y otros

Una nueva red tipo blockchain liderada por un ganador del Premio Turing y otros académicos ha cerrado $35 millones en fondos de inversionistas de renombre que incluyen Sequoia Capital. El financiamiento fue informado por la sección de noticias de The Fortger centrada en criptomonedas de Fortune el 4 de diciembre.

El Dr. Andrew Chi-Chih Yao, ganador del Premio Turing que se ha ganado el apodo de "padrino de la informática en China", se encuentra entre los que encabezan la Fundación Conflux registrada en Singapur. El Premio Turing es un premio anual de $1 millón otorgado a una persona que ha despuntado en el campo de la informática.

La red, apodada "Conflux", ha sido diseñada para enfrentar lo que se percibe como el mayor obstáculo de blockchain —la escalabilidad— proclamando que su nueva red de prueba puede procesar "al menos 6500 transacciones por segundo (TPS), al tiempo que admite al menos 20 000 nodos".

Junto con Sequoia, Conflux ha recibido el apoyo de una serie de firmas de tecnología de alto riesgo y de capital de riesgo que incluyen IMO Ventures, FreesFund, Rong 360, Shunwei Capital, F2Pool y la importante bolsa de criptomonedas Huobi. Además, Fortune cita "una fuente cercana a Conflux" como reveladora de que una empresa china de búsqueda de Internet sin nombre, "prominente", ha respaldado la empresa.

El cofundador Fan Long, un profesor de la Universidad de Toronto, le dijo a Fortune que:

"La idea principal de Conflux es cómo hacer que toda la cadena de bloques sea escalable. Hemos cambiado la estructura de la cadena de bloques para que ya no sea una cadena en el sentido de que registra cada bloque en función de lo que dice su bloque principal. [...] Contrariamente a la creencia popular, la descentralización real no se sacrifica para aumentar el rendimiento".

La "idea principal" implica el uso de un gráfico acíclico dirigido (DAG): diferente de una cadena de bloques en que esta implica un sistema ordenado topológicamente en el que diferentes tipos de transacciones se ejecutan en diferentes cadenas en la red simultáneamente. En el espacio de la criptomoneda y la cadena de bloques, el protocolo ya está en uso como la base de la arquitectura Tangle de la Fundación IOTA.

Conflux combina DAG con un algoritmo de consenso de prueba de trabajo (PoW) y también permite a los usuarios de la red ejecutar contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas (DApps) en la red. Long dijo a Fortune que ejecutar contratos inteligentes y DApps en un protocolo escalable y de alto rendimiento permitirá a ambos ganar fuerza más allá del espacio de la Oferta Inicial de Monedas (ICO), y extenderse a los sectores de finanzas y seguros.

Según Long, la Fundación lanzará su red de prueba a fines de febrero del 2019 y su red principal antes del tercer trimestre del 2019.

Si bien el problema de la escalabilidad continúa siendo discutido con avidez en la comunidad de blockchain, un estudio reciente realizado por la firma líder mundial de servicios financieros post-negociación Depository Trust & Clearing Corporation (DTCC) descubrió que las tecnologías de registros distribuidos (DLT) como blockchain son de hecho suficientemente escalables para soportar los volúmenes de comercio diario del mercado de valores de Estados Unidos.