El gigante del transporte despliega Blockchain para combatir los ataques cibernéticos de la industria

La compañía de transporte angloamericana Marine Transport International (MTI) ha implementado su piloto Blockchain, que evitará ataques cibernéticos estilo NotPetya.

En un comunicado de prensa de hoy, MTI, que trabajó con la Universidad de Copenhague y basada en Blockchain Agility Sciences para entregar el Contenedor Streams, dijo que podría ver "hasta un 90 por ciento de reducciones" en los costos administrativos.

"En los últimos meses, la industria del transporte ha sido víctima de ataques cibernéticos a escala industrial que han dejado a grandes líneas transportistas, como Maersk, completamente paralizadas e incapaces de servir a sus clientes", comentó el CEO Jody Cleworth.

"Una cadena de suministro activada por Blockchain es altamente resistente al ataque cibernético - una copia de los datos esenciales de envío se almacena en cada nodo en una red descentralizada, lo que significa que incluso si un nodo está comprometido, los datos estarían seguros."

La logística internacional ha sido un gran objetivo de los actores de la industria que buscan ahorrar costos y reducir el papeleo mediante el uso de la tecnología Blockchain.

Junto con Pacific Lines International este mes, Maersk se asoció con IBM en una solución Blockchain para aumentar la eficiencia impulsada por Hyperledger, una de las múltiples implementaciones de la plataforma Blockchain de IBM para impactar la economía global este año.

"Este piloto demuestra el gran potencial de las tecnologías de libro distribuido para ser utilizadas en la mejora de los procesos de la cadena de suministro", agregó Karim Jabbar, del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Copenhague.

"El sistema de Containers Streams es único en el hecho de que no requiere la sustitución completa de los sistemas existentes, en vez de eso, la solución de MTI permite una completa interoperabilidad con la infraestructura heredada existente."

El virus NotPetya se produjo varios meses después de WannaCry, un ataque de ransomware Bitcoin que paralizó los sistemas informáticos de empresas y organizaciones de todo el mundo.

NotPetya se llama así debido a su interfaz que se asemeja al virus Petya del 2016, a pesar de que los investigadores encuentran que los motivos de los dos ataques tienen poco en común.


Síganos en Facebook