Signos de una nueva fase en la evolución de Bitcoin

Lo nuevo siempre debe generar un impacto lo suficientemente grande, ya sea positivo o negativo, en al menos una comunidad o nicho. Las innovaciones de forma natural rompen las normas y estándares establecidos y, si logran un apoyo significativo, generan los cambios correspondientes en el entorno que le permiten introducirse dentro de estos espacios y finalmente pasar a ser la nueva norma.

En el caso de Bitcoin, el proceso ha sido tan difícil como muchos imaginaban, pero al mismo tiempo con una velocidad y vorágine arrolladora que ha sacudido los cimientos de la industria más importante y poderosa del planeta: la financiera.

Apenas ocho años de vida y ya Bitcoin ha logrado que la banca se desplace entre las distintas fases psicológicas del duelo. Atacando y subestimando el impacto de la criptomoneda, etiquetándole de una herramienta exclusiva para actos criminales, posteriormente reconociendo el potencial de su tecnología y actualmente intentado adaptarla a sus políticas, pero con cierto silencio para no darle el protagonismo mediático que se merece.

Pero Bitcoin más que una tecnología es una comunidad de usuarios comprometida al crecimiento, defensa y promoción de la criptomoneda; que ha logrado en todos estos años no solo mantener vivo al proyecto creado por Satoshi Nakamoto, sino también ir moldeándole con el pasar del tiempo para convertirle en una herramienta más eficiente, descentralizada, segura y con mayor utilidad para todos.

Como vemos, esta evolución de Bitcoin en el tiempo ha sido influenciada tanto por hechos internos de la comunidad como por externos a ella. Pero claramente si miramos la historia la metamorfosis de la criptomoneda es clara y se manifiesta de forma continua, una característica muy propia de los proyectos de software libre que logran absorber distintas características de la comunidad de usuarios y desarrolladores en el transcurso de su desarrollo.

Hoy, iniciando el 2017 nos hemos encontrado con interesantes hechos tanto dentro como fuera de Bitcoin que han cambiado distintos parámetros dentro de la comunidad y el mercado de la criptomoneda. Hechos que sin duda sorprenden a muchos por lo rápido que han cambiado la cara de Bitcoin y por los efectos que pueden generar no solo en este año, sino en el futuro lejano de la criptomoneda.

2017 inicia una nueva etapa en la evolución de Bitcoin

Recién comenzando este año, una serie de sucesos generados en mayor parte por el Banco Popular de China han logrado cambiar un poco la dinámica actual del mercado de bitcoins, al mismo tiempo que nos encontramos con un ecosistema mucho más descentralizado en el sector de la minería de lo que muchos habríamos imaginado. Al mismo tiempo, el tema de la escalabilidad está dando nuevos indicios de que la resolución debe ser más rápida de lo pensado y por ende los distintos grupos de desarrolladores están enfocando de nuevas maneras este tema.

De forma general, estos tres puntos nos muestran hoy una cara diferente a lo que veníamos observando en los últimos meses, dejando claro una vez más que los cambios en este ecosistema pueden ocurrir en cualquier momento, que siguen siendo más impredecibles de lo que imaginamos y que sus efectos pueden moldear rápidamente la comunidad de bitcoiners.

El año pasado con la llegada del halving, la aparición sobre la mesa de distintas propuestas para garantizar la escalabilidad y diversos sucesos globales lograron colocar a Bitcoin como una red más sólida, aunque más saturada, y su criptomoneda como el activo con mejor rendimiento del 2016 en cuanto a su valor en el mercado.

Ciertos denominadores se mantuvieron en todo este tiempo, como el monopolio chino en el volumen de comercio y la generación de bloques, las continuas devaluaciones de Yuan que impulsaron el precio de la criptomoneda y el liderazgo de Bitcoin Core como grupo de desarrollador predilecto. Pero hoy, apenas en el segundo mes del 2017, el panorama ha dado vueltas bastante sorprendentes que llevan a Bitcoin hacia una nueva etapa.

Japón dominando el mercado de bitcoins

Muy seguramente nadie llegaría a predecir este cambio en el ecosistema, menos luego de que la hegemonía de las casas de cambio chinas en el comercio de la criptomoneda se haya incrementado de forma sorprendente en los últimos meses. Pero gracias a las medidas del Banco Popular de China respecto al comercio de bitcoins en su país, el mercado ha tomado un giro que ha llevado de vuelta la mayor parte del comercio de criptomonedas a Japón.

Recordemos que Japón ya ejerció de alguna vez tal liderazgo en el comercio de bitcoins gracias a la desaparecida casa de cambio Mt Gox, la cual estaba basada en la isla asiática y llegó a tranzar más del 75% de los bitcoins en todo el mundo. Luego del estrepitoso colapso, las autoridades japonesas cerraron filas en torno a una reestructuración legal que les llevó a fortalecer sus políticas al respecto para finalmente reaparecer con medidas muy pro-criptomonedas y pro-blockchain, algo que recién estamos empezando a apreciar.

En la actualidad, el Yen japonés es la moneda fiduciaria con mayor volumen relacionado a la compraventa de bitcoins, y sus principales casas de cambio manejan casi la mitad de los bitcoins comercializados por día. Esto debido en parte a la migración de inversores chinos hacia éste y otros países luego de la suspensión temporal de retiros de bitcoins hacia las casas de cambio chinas, país cuyo gobierno busca fortalecer sus políticas de anti lavado de dinero respecto a las criptomonedas.

Datos de coinhills.com

Si bien este panorama pudiese no mantenerse, ya que las casas de cambio china tienen pensado volver a habilitar sus operaciones por completo el próximo mes, es una muestra clara de la descentralización que ha ganado la red en estos años. Hoy en día los usuarios, incluso los nuevos, están cada vez conscientes de que esta tecnología no tiene fronteras y por ende utilizarla es de suma facilidad en cualquier parte del mundo. Así que lo ayer veíamos en China y hoy vemos en Japón, mañana puede trasladarse por qué no a Estados Unidos, Europa y Australia, por ejemplo.

China y sus medidas estatales respecto a Bitcoin

Muchos han sido los rumores de una supuesta restricción del comercio y uso de Bitcoin en el gigante asiático, sin embargo, con el pasar del tiempo hemos venido observando que en cambio el estado chino ha otorgado cada vez mayores herramientas legales para el uso de Bitcoin en China.

Aunque actualmente la seguidilla de reuniones y medidas tomadas por el Banco Popular de China con las casas de cambio más importantes para muchos signifique una búsqueda de control absoluto sobre la criptomoneda; la verdad es que las autoridades chinas están al tanto de la naturaleza libertaria de esta tecnología y han reconocido la imposibilidad de controlarla, porque lo que más bien estas medidas sería una preparación hacia algo más beneficiosoparael uso de Bitcoin en China. Hablo de un respaldo legal por parte del estado chino que logre lavar de una vez por todala imagen “criminal” que hasta ahora sigue teniendo la criptomoneda en varias partes del mundo.

El mercado de bitcoins y la comunidad empresarial en China es lo suficientemente grande como para representar intereses estatales y, debido a la naturaleza de esta tecnología, intentar restringirlo ocasionaría mayores problemas al estado ya que tendrían que enfrentar a un enorme mercado negro casi imposible de rastrear. Por lo que la preparación de infraestructura legal para permitir el uso de criptomonedas de una forma más estable y segura para los usuarios es la opción más lógica y beneficiosa para el estado chino.

Minería y estado de la red

La aparición de nuevos grupos de minería, así como también la revitalización de empresas fabricantes de hardware que estaban rezagadas, hacen que este aspecto importantísimo de la red Bitcoin logre rejuvenecerse y ofrecer nuevamente un espacio competitivo para los usuarios. Después del monopolio tanto en pools como en hardware de minería que tuvieron pocas empresas chinas, este 2017 ha arrancado con la aparición de nuevos actores en este espacio para ofrecer al usuario mejores opciones.

Aunque solo está arrancando el año, la vuelta de Canaan y sus mineros Avalon, así como de la empresa BW, son buenas noticias para el sector minero que hasta ahora había estado dependiendo de las decisiones de Bitmain. Muchos usuarios habían inclusive migrado a otras criptomonedas para realizar la minería, pero con el refrescamiento de este mercado quizás veamos de vuelta a la red de Bitcoin con una comunidad minera más dinámica.

En cuanto a la red, el debate de la escalabilidad continúa sin resolverse. Sí, un tema que para muchos seguramente ya aburre. Sin embargo, el bajo apoyo que ha tenido la propuesta de SegWit hace que Bitcoin Core tenga que reconsiderar la opción de realizar un hardfork en la red que aumente el tamaño del bloque. A pesar de que solo algunos desarrolladores estudiando y trabajando en esta posibilidad, el simple giro en el enfoque de Core nos hace ver cómo la influencia de la comunidad de mineros ha logrado dar una nueva cara a este debate que parecía apuntaba por la solución de Segregated Witness y Lightning Network en modo de softfork.

La red de Bitcoin hoy sigue estando saturada, con transacciones cada más lentas y comisiones más altas. Pero con estos recientes movimientos del equipo de Bitcoin Core, hoy hay pequeñas muestras de que pueden llegar a coincidir en algunas de sus propuestas de escalabilidad con las de Bitcoin Unlimited y, por qué no, inclusive desarrollar una alternativa que logre reunir finalmente el consenso mayoritario de la comunidad de mineros y usuarios.

Datos coin.dance

Este tema por supuesto aún tiene muchísima tela para cortar y lo más importante es garantizar el mayor consenso posible para conseguir que la solución que se ejecute no logre crear conflictos en la red. Aun así, la respuesta de los mineros y usuarios sigue siendo clara al exigir que las condiciones necesarias para escoger una opción, se basen en la búsqueda del mayor apoyo posible.

Conclusiones

Tal como mencionamos al principio, Bitcoin ha iniciado el 2017 con nuevos aires y cambios que más allá de sorprendernos sigue dejando claro que la comunidad de usuarios sigue madurando y entendiendo las ventajas de descentralización que esta tecnología posee. Al mismo tiempo la falta de consenso en la comunidad por sí misma ha manifestado su inconformidad con la ejecución de cualquier opción para escalabilidad que no cuente con el apoyo necesario de la comunidad, otra muestra de la madurez alcanzada.

Por supuesto, tal como cambiaron las cosas casi de la noche a la mañana, nuevas dinámicas pueden emerger en cualquier momento. Pero un par de cosas hoy nos deja claro la comunidad de usuarios de Bitcoin: cada vez es más consciente de sus ventajas y fortalezas, y al mismo tiempo de sus riesgos y debilidades.