Banco Central de Singapur finaliza marco regulatorio de servicios de pago de criptos

La Monetary Authority of Singapore (MAS), el banco central del país, ha ampliado su régimen regulatorio para los proveedores de pagos a fin de que ciertas criptomonedas estén bajo su jurisdicción. El desarrollo fue reportado por el diario local en inglés The Straits Times el 19 de noviembre.

El nuevo Payment Services Bill (PSB), presentado por el miembro de la junta directiva del MAS y ministro de educación Ong Ye Kung ante el parlamento, reemplazará a dos partes de la legislación vigente, la Payment Systems (Oversight) Act (PS(O)A) y la Money-Changing and Remittance Businesses Act (MCRBA).

El nuevo proyecto de ley, que ha sido objeto de dos consultas públicas desde agosto de 2016, se ha redactado, según se informa, para salvaguardar mejor los fondos de consumo, la financiación de la lucha contra el terrorismo y reforzar la ciberseguridad. En el espacio de las criptomonedas, se espera que afecte a los monederos electrónicos y tokens de pago digital como GrabPay, Bitcoin (BTC), y Ethereum (ETH). Tanto el PS(O)A como el MCRBA serán derogados cuando el nuevo y mejorado PSB entre en vigor a finales de 2019.

El MAS ha aclarado que el PSB comprende dos marcos paralelos, el primero de los cuales es un "régimen de designación" que permite al banco central nombrar y, por lo tanto, poner bajo su vigilancia los sistemas de pago que considera "cruciales para la estabilidad financiera". El segundo implica un régimen de licencias obligatorio para los proveedores de servicios de pago, a los que se exigirá que soliciten una de las tres licencias en función de la naturaleza y el alcance de sus actividades.

La primera licencia, para los "cambistas", regula a los proveedores principalmente para los riesgos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo; una "licencia estándar para instituciones de pago" más completa está disponible para las entidades que realizan transacciones por encima de los $3 millones al mes, siempre y cuando tengan una flotación digital de dinero de no más de $5 millones. Una "entidad de pago importante", el nivel de licencia más rigurosamente regulado, está disponible para los grandes proveedores de servicios.

El banco central ha dado seis meses a los proveedores de servicios de pago de token digital para cumplir con el nuevo régimen después de la entrada en vigor del PSB; y doce a los proveedores de servicios de pago que no sean de criptos.

En octubre de este año, el director general de MAS, Ravi Menon, comentó sobre la necesidad de mejorar el apoyo bancario a las empresas relacionadas con las criptos. Aunque reconoció que algunas actividades "opacas" dentro del espacio de criptomonedas plantean desafíos particulares, insinuó que se debería alentar a las instituciones financieras a adaptar sus prácticas existentes para cooperar con el sector emergente.