Inversores surcoreanos comprarán la criptobolsa Bitstamp por $400 millones, según informe de fuentes

La bolsa de criptomonedas Bitstamp está a punto de ser vendida a inversores surcoreanos por una suma de alrededor de $400 millones, según el tuit de ayer, 22 de marzo, de Nathaniel Popper, periodista de finanzas y tecnología del New York Times. Fuentes familiarizadas con el asunto también confirmaron la información en el tuit para Cointelegraph hoy, 23 de marzo..

“Junto con todas las otras noticias sobre bolsas de divisas virtuales, he oído de numerosas fuentes que una de las bolsas más antiguas, Bitstamp, está en las etapas finales de ser vendida a inversores surcoreanos por ~ $400 millones. Ni la bolsa ni los compradores comentan.”

La bolsa registrada en Luxemburgo, fundada en el 2011, se encuentra actualmente en el puesto número 11 en términos de volumen de cambio de 24 horas en CoinMarketCap, cotizando un total de alrededor de $182,4 millones en un período de 24 horas al cierre de esta edición.

Algunos comentaristas de Twitter han visto la potencial venta de Bitstamp como algo malo, citando la falta de familiaridad con la ley de Corea del Sur en lo que respecta a las criptorregulaciones como un ímpetu para dejar de usar la bolsa:

“@Bitstamp @SupportBitstamp - ¿Es cierto que venderán su empresa a Corea? Si es así, ¡tendré que llevar mi negocio a otro lugar desafortunadamente!”

Por otro lado, los usuarios de Twitter han señalado que un cambio en la propiedad de Bitstamp no significaría necesariamente cambios para la empresa:

“La propiedad no cambia, es una compañía europea con licencia en Luxemburgo... es que... nada cambia, solo el propietario o las acciones a menos que luego decidan abandonar sus oficinas, licencias, relaciones bancarias y hacer un giro de 180° en Europa, punto en el cual... ¿para qué entonces comprarlo?”

Las decisiones regulatorias de criptomonedas de Corea del Sur han aparecido en varias ocasiones este año, desde falsos rumores de una prohibición general de las criptomonedas durante el año nuevo que lleva a los medios al FUD, hasta una redada en tres criptobolsas en Seúl después de que se encontraran fondos de clientes siendo movidos a las cuentas de los gerentes de la criptobolsa.