España introduce una regulación del cripto orientada a la innovación, pero el malestar político podría causar un revés

El 30 de mayo, el Congreso español apoyó unánimemente un proyecto de ley que regularía favorablemente la tecnología de cadenas de bloqueo y las criptomonedas en el país. Si bien la medida marca tendencias pro-cripto entre los políticos locales, hay complicaciones con las que la reforma podría tropezar, a saber, las leyes de cumplimiento de la UE y el reciente derrocamiento del primer ministro Mariano Rajoy.

El concepto de "sandbox" (arenero)

En la actualidad, no existe un marco regulatorio para las criptomonedas en España. Por lo tanto, Bitcoin no se considera moneda de curso legal en el país. Según la Biblioteca del Congreso, sin embargo, puede considerarse como un "bien digital" y, por lo tanto, puede cumplir con las normas de trueque del código civil español.

Debido a la ausencia de un marco de supervisión, el borrador pide una revisión de las regulaciones relativas a Bitcoin y altcoins, así como a la cadena de bloques, proponiendo introducir la tecnología en el mercado español a través de "entornos de pruebas controlados", comúnmente denominados "areneros reguladores".

Los areneros supuestamente ayudarán a fomentar las startups de fintech, que fue una de las principales áreas discutidas por el Congreso el miércoles pasado. "Una empresa no puede esperar años a que la ley regule su nueva actividad, pero al mismo tiempo tiene que estar segura de que no será sancionada por innovar aunque sus desarrollos sean desconocidos en este momento", explica Marta Plana, presidenta de Foro Fintech, organización local que defiende las necesidades de las empresas innovadoras del sector financiero.

España parece inspirarse en el éxito del Reino Unido con los campos de pruebas orientados a fintech. En marzo, la Autoridad Británica de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés) anunció el lanzamiento de una caja de arena regulatoria global de fintech, después de la exitosa liberación en 2016 de una caja de arena en el Reino Unido. Durante tres años, el Reino Unido ha aprobado alrededor de 80 nuevas licencias, mientras que más de 250 empresas han probado sus negocios en la zona de potenciación de fintech. Recientemente, Bielorrusia ha mostrado tendencias similares al crear el llamado Parque de Alta Tecnología (HTP), que ofrece una serie de beneficios para atraer a profesionales de fintech de todo el mundo.

Rodrigo García de la Cruz, presidente de la Asociación Española de Fintech e Insurtech, confirmó que se inspiraron en las prácticas internacionales en un comentar