Estudio: ballenas de Bitcoin no son responsables de la volatilidad

Un nuevo estudio de la firma de investigación de cadenas de bloques Chainalysis muestra que las ballenas de Bitcoin (BTC) no son responsables de la volatilidad de los precios. El estudio examinó las 32 billeteras de BTC más grandes, que supuestamente representan 1 millón de BTC, o alrededor de $6,3 mil millones.

Las ballenas de BTC son individuos o entidades que poseen una gran cantidad de la criptomoneda y se dice que ejercen influencia en la volatilidad del mercado. Sin embargo, los datos de Chainalysis revelan que las ballenas de BTC son "un grupo diverso, y sólo un tercio de ellas son comerciantes activos. Y mientras que estas ballenas que comercian ciertamente tienen la capacidad de ejecutar transacciones lo suficientemente grandes como para mover el mercado, han comerciado, en conjunto, contra el rebaño, comprando a la baja de los precios".

En el curso de la investigación, la empresa dividió los 32 monederos en cuatro grupos. La categoría más activa consiste en nueve carteras pertenecientes a comerciantes, que realizan regularmente transacciones con BTC en las bolsas. Este grupo de propietarios de BTC controla más de 332.000 monedas, con un valor de más de $2.000 millones, pero sólo un tercio de ellas comercia activamente con BTC. Según se informa, la mayoría de estos comerciantes entraron en el mercado en 2017.

El segundo grupo está representado por mineros y primeros adoptantes, que incluyen a 15 inversores que también poseen un total de 332.000 monedas. La actividad comercial de este grupo es, según se informa, "extremadamente baja", aunque el informe afirma que muchos de ellos realizaron desinversiones significativas entre 2016 y 2017, cuando los precios de BTC se dispararon.

Las dos categorías restantes incluyen tres billeteras de "delincuentes" con más de 125.000 monedas y $790 millones en valor de activos, y billeteras "perdidas" que representan más de 212.000 monedas por un valor aproximado de $1.300 millones. El estudio reveló que, desde 2011, no ha habido ninguna transacción de las billeteras "perdidas" en absoluto.

El análisis de las ballenas comerciantes encontró que no intensifican la volatilidad, ya que durante las grandes caídas de 2017 y 2018 hubo compradores netos de BTC. En el estudio se lee además:

"Esa actividad neta demuestra que las ballenas comercializadoras no vendían Bitcoin en ninguna cantidad masiva, sino que eran receptoras netas de Bitcoin de intercambios a finales de 2016 y 2017. Esto indica que las ballenas comercializadoras estaban, en conjunto, comprando a la baja y, en consecuencia, eran un factor estabilizador, en lugar de desestabilizador en el mercado...".

En diciembre de 2017, tras el aumento de los precios de BTC a $19.000, la comunidad se volvió preocupada por lo que pasaría si 1.000 personas que poseían el 40 por ciento de todo el efectivo existente de BTC lo sacaran simultáneamente. Un ataque coordinado de una multitud de ballenas, vendiendo suficientes monedas como para causar un exceso en el mercado, podría hundir los precios en beneficio de ciertos comerciantes.

Kyle Samani, socio gerente de Multicoin Capital, dijo entonces que "cree que hay unos cuantos cientos de tipos. Probablemente todos puedan llamarse entre sí, y probablemente lo hayan hecho".