Estudio: esquemas de "pump and dump" (bombeo y descarga) representan $7 millones del volumen comercial mensual

Un estudio reciente ha encontrado que los esquemas de "pump and dump" (bombeo y descarga) representan alrededor de $7 millones en volumen de operaciones por mes, reportó MIT Technology Review el 4 de diciembre. El análisis fue realizado por los investigadores Jiahua Xu y Benjamin Livshits del Imperial College London.

Un esquema de pump and dump es una forma de fraude de valores que también se ha vuelto común en el espacio de criptomonedas. Los organizadores del esquema eligen una moneda, suben su precio y luego "tiran" su moneda sobrevaluada, lo que lleva aún más a las caídas de precios y pérdidas entre los inversores.

Mientras que los mercados de criptodivisas se encuentran actualmente en una rutina, con algunas monedas alcanzando nuevos mínimos en el mes de noviembre, el volumen diario de comercio es de en la actualidad. 14.200 millones de dólares, según CoinMarketCap. El volumen de bombeo y descarga citado en el estudio sólo representa el 0,049 por ciento del volumen total de comercio de 24 horas.

En el curso de su investigación, los analistas se enfocaron en una estafa con una moneda llamada BVB, que ocurrió el 14 de noviembre de 2018. Recopilaron los detalles siguiendo los anuncios en varios canales de Telegram, incluidas las señales oficiales de McAfee Pump Signals, y registraron los cambios de precios y los volúmenes de operaciones de la moneda seleccionada.

Según se informa, McAfee Pump Signals reveló que BVB, que había estado inactivo durante más de un año en ese momento, tenía poca actividad comercial y un valor de unos 35 satoshi (0,00132202 dólares). 1 satoshi es igual a un cien millonésimo de Bitcoin (BTC).

La primera orden de compra fue colocada y completada en un segundo después del primer anuncio, según Xu y Livshits. Se dice que el precio de la moneda subió a su máximo después de sólo 18 segundos, alcanzando 115 satoshi ($0,00434378).

Los participantes tardaron "tres minutos y medio después del inicio del pump and dump" en tomar sus ganancias, después de lo cual "el precio de la moneda había caído por debajo de su precio abierto", dijeron los investigadores. El análisis reveló que aquellos que se unieron a la actividad más de 18 segundos después de su inicio difícilmente podrían obtener beneficios.

Además, Xu y Livshits investigaron otros 236 fraudes de pump and dump que se realizaron entre el 21 de julio y el 18 de noviembre, concluyendo que "muchos de ellos fueron precedidos por una actividad de compra inusual en la moneda de destino". Los investigadores afirmaron:

"El estudio revela que los organizadores de bombas y vertederos pueden usar fácilmente su información privilegiada para obtener ganancias extra con el sacrificio de otros pumpèrs."

Los investigadores sugieren que es posible detectar las monedas objetivo antes de que sean reveladas buscando operaciones inesperadas en monedas oscuras. Xu y Livshits apelaron a los datos históricos de los esquemas conocidos de pump y dump para entrenar un algoritmo de aprendizaje de máquina para rastrear los signos reveladores de que pronto ocurrirá una estafa.

En agosto, el Wall Street Journal afirmó en un estudio que la manipulación de los precios de las criptodivisas era realizada en gran medida por "grupos comerciales" organizados que utilizaban servicios como Telegram. El WSJ sugirió que los esquemas coordinados de "pump and dump" (bombeo y descarga) han visto a los comerciantes inflar y desplomar los precios de varias criptomonedas este año.